Sociedad

Denuncian un recorte del 10% en el presupuesto de 2009 para el sida

  • Varias organizaciones estatales señalan que al disminuir los recursos contra la enfermedad aumentarán las infecciones

Comentarios 1

La Red Comunitaria sobre el VIH/sida del Estado Español (RED2002) y la Coordinadora Estatal de VIH/sida (Cesida) denunciaron ayer la intención del Ministerio de Sanidad de recortar el 10% los presupuestos dedicados a la prevención y atención de esta enfermedad en 2009.

Así lo anunció ya Teresa Robledo, secretaria del Plan Nacional del Sida (PNS) refiriéndose a las transferencias a las comunidades autónomas, cuyo importe pasará de 4.808.100 a 4.327.290 euros.

Estas plataformas aseguran que "con el sida no valen recortes" y manifiestan su preocupación ante una medida a corto plazo que supondría un "elevado coste social".

La reducción de partidas también podría ser aplicada a las actividades del propio Plan Nacional del Sida y al monto de subvenciones a Organizaciones No Gubernamentales (ONG), partida ésta que supera por poco los cuatro millones de euros.

Las ONG, a quienes el propio Gobierno reconoce como "pilar básico" en su política frente a la infección que en España alcanza directamente a 150.000 personas, ya han visto congeladas las ayudas durante 2008.

El recorte, alegan estas organizaciones, supondría la reducción de la atención, es decir, "menos preservativos gratuitos, menos jeringuillas limpias, menos servicios de apoyo a las personas afectadas, y menos recursos para afrontar el estigma y la discriminación", entre otros aspectos.

Las plataformas señalan que es un "grave error" tratar asuntos tan complejos como el VIH desde una concepción "cortoplacista", porque toda disminución en los recursos supondrá "una multiplicación de infecciones que se detectarán en adelante a lo largo de un lapso de tiempo altamente variable".

"Tal vez para entonces nos hayamos recuperado del socavón financiero, pero con las personas que hayan adquirido el VIH en un contexto anterior de merma de servicios no podremos hacer mucho más que intentar diagnosticarles, ofrecerles medicación y apoyo, algo muchísimo más caro y con mayor impacto en sus vidas y en el conjunto de la sociedad", subraya Joan Tallada, representante de la RED2002.

Desde Cesida, consideran que la disminución del gasto por las diferentes comunidades no va a beneficiar a los proyectos de prevención, sino más bien al contrario, ya que con bastante probabilidad significará el aumento de la incidencia de infecciones transmisibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios