Sociedad

Francisco: "La Iglesia debe despojarse de toda mundanidad espiritual"

  • El Papa pide el "despojo", recordando a San Francisco, y asegura que se corre el riesgo de ser "cristianos de pastelería" al hacer "un cristianismo sin la cruz de Jesús".

El Papa Francisco dijo que "la Iglesia debe despojarse de toda mundanidad espiritual, que mata el alma y a las personas y a la propia Iglesia", durante su encuentro con los pobres en la Sala de Expoliación del Obispado de Asís, ciudad de San Francisco. El mensaje sobre la Iglesia lo pronunció improvisadamente el Papa en el lugar donde San Francisco se despojó de sus vestidos, en la llamada Sala del Expolio del palacio del Obispado de Asís, donde se recuerda el revolucionario gesto del Santo, que se desnudó para quitarse todas las riquezas terrenales.

El papa, que llegó a Asís antes de la 07:45 horas y visitó el santuario de San Damián, aseguró que esta es una buena ocasión para invitar a iglesia a despojarse de su mundanidad , "que lleva a la vanidad, a la prepotencia, al orgullo". El papa argentino recordó que en ese lugar Francisco se despojó de todo, delante de su padre, del obispo y del pueblo de Asís. "Esta es una buena ocasión para invitar a Iglesia a despojarse, todos somos Iglesia, y todos debemos hacer el camino de Jesús, que ha hecho, un camino de despojo", dijo. "Si queremos ser cristianos no hay un único camino, si hacemos un cristianismo sin la cruz de Jesús nos convertiremos en cristianos de pastelería", añadió.

Ante un grupo de inmigrantes y necesitados, el papa recordó que Jesús dice que no se puede servir a dos patrones, o se sirve a Dios o a la mundanidad: al dinero, a la vanidad y al orgullo. "La mundanidad espiritual asesina el alma y mata a las personas, mata a la Iglesia", mantuvo Bergoglio. Y aseguró: "Tantos habéis sido desnudados de esto mundo salvaje que no da trabajo, que no ayuda, que no importa si mueren de hambre en el mundo ni importa si tantas familias no tiene para comer, no tiene la dignidad de llevar al pan a casa".

No importa -continuó- "que tanta gente huya de la esclavitud, del hambre, huir buscando la libertad y tantas veces vemos que encuentran la muerte como ocurrió ayer en Lampedusa", donde al volcar una embarcación cargada de inmigrantes murieron al menos 111 personas y dos centenares permanecen desaparecidos. Después de la visita a los pobres en el obispado de Asís, el papa marchó a pie a la iglesia de Santa María Mayor para una visita privada. El Papa llegó a Asís en el día en que se conmemora la fiesta del patrono de Italia, San Francisco, lo que otorga una gran excepcionalidad a los actos y ceremonias en memoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios