Sociedad

Miguel Lorente advierte de la llegada del "posmachismo"

  • El delegado del Gobierno para la Violencia de Género indica que pese a todos los cambios en favor de la igualdad, los problemas continúan.

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, ha alertado de la llegada del "posmachismo, que no es más que el intento de recuperar los valores tradicionales para intentar mantener el espacio de poder y control que han tenido los hombres". Para ello, ha indicado que se utilizan argumentos como que, a pesar de todos los cambios en beneficio de la igualdad, los problemas continúan, y también culpan a la mujer de nuevos problemas y más graves como consecuencia de los cambios, como tener a los mayores en residencias y el abandono de los hijos.

Lorente ha realizado estas declaraciones durante el seminario La violencia de género: Análisis de la realidad, organizado por el Centro Olavide en Carmona (Sevilla) y en el que ha impartido la conferencia inaugural Violencia de género: Acciones y reacciones. Ha afirmado que "la igualdad todavía no ha sido conseguida, ni reconocida, al mismo nivel que otros valores universales, como la libertad". Ha apuntado que la "estructura jerarquizada y basada en la desigualdad otorga poder y posiciones de ventaja a la persona que está arriba, por lo tanto los hombres no quieren renunciar a ella" y, por ello, utilizan esa autoridad para resolver conflictos de pareja o problemas sociales. Cuando esa autoridad es cuestionada y un hombre dice porque lo digo yo, el paso siguiente es la agresión, ha asegurado el delegado del Gobierno.

Según ha declarado, los hombres que siguen el modelo tradicional impuesto por la sociedad obtienen más ventajas sociales "porque se pueden dedicar a trabajar, ir a reuniones, tomar copas". Hace algunos años, todos los chicos jóvenes querían ser Mario Conde, sin embargo lo que no se dice es que detrás de esos hombres hay una mujer que le ayuda, le plancha los trajes, le cuida los hijos, según Lorente. Ha añadido que cuando se cuestiona este modelo en sentido crítico se produce una reacción por parte de los sectores de poder para detener la lucha por la igualdad de las mujeres. En este sentido, ha destacado como logros muy importantes del feminismo las leyes del divorcio no culpable, que permitieron a las mujeres divorciarse sin el permiso del marido; el control de la fertilidad, la libertad sexual y la incorporación de la mujer a la vida laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios