Evidencia científica

¿Puede un catarro protegernos del coronavirus?

¿Puede un catarro protegernos del coronavirus? ¿Puede un catarro protegernos del coronavirus?

¿Puede un catarro protegernos del coronavirus?

Se dice que "es peor el remedio que la enfermedad". Sin embargo, un simple catarro, de estos que nos acompañan los 365 días del año y que parece a veces no dejarnos nunca, puede ser una baza importante a la hora de enfrentaros al Covid-19, un virus que nos ha mantenido 3 meses en cuarentena, ha asolado el país y que no acaba de erradicarse del todo.

Un estudio realizado por expertos en la materia ha arrojado datos muy interesantes. Al parecer, algunos individuos sanos podrían tener inmunidad frente al nuevo coronavirus, sin haberse infectado nunca de ello. El estudio, publicado en Nature, una de las revistas científicas más prestigiosas a nivel mundial y fundada por Joseph Norman Lockyer, afirma que esta situación se debería al contacto con otros coronavirus, causantes de muchos de los resfriados comunes. Este habría entrenado el sistema inmune de algunos pacientes para que reconozca partes del virus que causa el covid-19.

Dicha investigación, llevado a cabo por científicos germanos, ha usado la sangre de 18 pacientes con covid-19 (diagnosticado con PCR) y de 68 personas que no habían estado expuestas al virus (según los resultados de test serológicos). Ambos grupos fueron expuestos al coronavirus. En concreto, a fragmentos de las proteínas espiga, que constituyen la característica corona de la partícula infecciosa. En casi todas las primeras muestras se activaron las células T, encargadas de ocuparse de cualquier agente infeccioso que entre en el organismo.

Resfriado, un mal menor

Para sorpresa de todos, el 35% de las segundas muestras obtuvo el mismo resultado, es decir, en la sangre de 24 de los 68 pacientes sanos.

Por tanto, parece que puede haber inmunidad sin infección previa. El comportamiento de las células T variaba en función de los pacientes enfermos y sanos. En los primeros, se reconocían todas las proteínas espiga y en los sanos sólo fragmentos de ella, las que precisamente están en otros tipos de coronavirus.

Algunos estudios previos ya apuntaban a una posible respuesta común ante los coronavirus de SARS, MERS y covid-19. En este sentido, los expertos entienden que esto se debe a partes de las proteínas externas que se conservan mucho entre los diversos coronavirus.

Puede que exista esperanza ante el virus. El hallazgo sugiere que parte de la población podría estar protegida del covid-19 gracias a catarros previos. No se sabe si esto generaría esa inmunidad total que tanto se desea, o quizás una enfermedad más leve que evite más muertos en lo que es ya una de las crisis sanitarias más graves de la historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios