Sociedad

Robin Food: así perdió más de 140 kilos el chef David de Jorge

  • El chef David de Jorge, más conocido como Robin Food, acudió al programa El Hormiguero

David de Jorge, Robin Food, en El Hormiguero David de Jorge, Robin Food, en El Hormiguero

David de Jorge, Robin Food, en El Hormiguero

El chef David de Jorge, más conocido como Robin Food, acudió al programa El Hormiguero y allí contó su experiencia al perder más de 260 kilos de peso.

El proceso, según relató el famoso cocinero, ha sido muy lento y ha constado de varias operaciones, además de grandes dosis de fuerza de voluntad porque "esto no se arregla sólo con cirugía", aclaró de Jorge.

La decisión de llevar a cabo este cambo de vida surgió cuando su obesidad le impedía hacer cosas cotidianas como sentarse en una silla o bajarse de la cama, según contó. "Además, -comentó- siempre tenía calor. De hecho, me tuve que casar con pantalones cortos. Todo lo contrario que ahora, que tengo mucho más frío".

De Jorge, que siempre ha destacado por su buen humor y carácter afable se sinceró en el programa de las hormigas y reconoció que "a pesar de que he sido siempre feliz, llegó un momento en que me daba igual morirme. Ahí fue donde saltaron las alarmas".

Perdiendo peso paso a paso

Lo primero que tuvo que hacer David de Jorge es bajar de los 200 kilos, ya que los médicos le comunicaron que con más kilogramos no podía entrar en quirófano. "Una vez que pesé 199 kilos, me operé por primera vez".

La segunda ocasión que pasó por el quirófano fue para realizarse una abdominosplastia, que consiste en eliminar la piel sobrante al perder la grasa. Es una de las consecuencias de la obesidad mórbida: la piel se estira tanto que no vuelve a su origen, por lo que hay que extirpar todo lo sobrante.

Y entre operaciones, una rutina sin secretos que combina el ejercicio físico, una dieta saludable y ordenada y "mucha, mucha fuerza de voluntad".

Para de Jorge, tener el apoyo de la familia y hacer siempre caso a los médicos ha sido fundamental para conseguir sus objetivos. Además, "no he ganado aún la batalla, porque cada día debo esforzarme por cuidar mi dieta, hacer deporte y alejarme de las tentaciones".

El chef aclaró que se trata de un proceso de años y que ser cocinero ha sido muy importante a la hora de cambiar su alimentación. "Hay que gastar la zapatilla, hay que sudar un poco y, sobre todo,hay que reordenar la ingesta".

Para este último paso, Robin Food declaró que había vivido empachado mucho tiempo y que ahora, lo que procura es mantener un  orden en las comidas, no ingerir nada entre horas e intentar cenar poco para irse a la cama con algo de hambre. "Eso sí, me levanto con mucha hambre por las mañanas", incidió.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios