SOCIEDAD

Así es el Virus Nipah que podría causar la próxima pandemia mundial

Murciélago, causante del virus Nipah Murciélago, causante del virus Nipah

Murciélago, causante del virus Nipah / AGENCIAS

Cuando aún la comunidad científica mundial sigue investigando para terminar con la pandemia del coronavirus, surge con fuerza un nuevo virus que amenaza a la población mundial. Más difícil de localizar y más letal que el que nos azota en estos momentos. Y que, esta vez sí, proviene de los murciélagos. Se trata del virus Nipah, que podría causar la próxima pandemia mundial.

En un estudio detallado por parte de los doctores Daniel Bausch y Andres Bennett se especifica que la enfermedad por el virus Nipah "es una enfermedad zoonótica recientemente descubierta que se caracteriza por fiebre, síntomas constitucionales y encefalitis".

Ya se han detectado varios brotes de Nipah en países como India o Bangladeh y expertos ratifican su altísima mortalidad: La tasa de letalidad varía del 40-70% ¿A qué se puede deber dicho motivo? Todas las tesis se centran en su sintomatología, que, además de las ya habituales tos, dolor de cabeza, dolor de garganta y cansancio, se le añade la inflamación del cerebro. Dependiendo de si se han observado manifestaciones encefalíticas o graves y de si se dispone de instalaciones sanitarias adecuadas. Afecta más a las personas de edad avanzada o con problemas de diabetes y/o enfermedades neurológicas.

Un virus que preocupa en Asia

Desde la OMS se apunta que el huésped natural del virus Nipah es el murciélago frutero de la familia Pteropodidae, género Pteropus. ¿Por qué el murciélago? Junto con los roedores, son considerados las especies que albergan más virus potencialmente transmisibles al hombre, ya que se trata de una especie muy diversificada, y que puede portar virus muy diferentes. Esto es debido, según explica el doctor en microbiología José Alcami, al sistema inmunitario de los murciélagos, que le permite convivir con estas especies, ser portador, pero no enfermar de ellas.

Este virus se detectó por vez primera durante un brote de la enfermedad que se declaró en Kampung Sungai Nipah, Malasia, en 1998. En esta ocasión el huésped intermediario fue el cerdo. Sin embargo, en brotes posteriores no hubo huésped intermediario. En Bangladesh, en 2004, las personas afectadas contrajeron la infección tras consumir savia de palma datilera contaminada por murciélagos fruteros infectados. Y ya se han detectado casos en otros países como Singapur, o India. De momento no existe ninguna vacuna para el hombre o los animales.

La descripción clínica del virus indica que el período de incubación oscila entre 4 y 20 días, que evolucionan con malestar, dolor de cabeza, de garganta, fiebre, mareos y vómitos. Como ocurre con el coronavirus puede darse el caso de que el virus Nipah conduzca a dificultades respiratorias, algo que dificulte su diferenciación respecto a entras enfermedades, pero, tal y como apuntamos anteriormente, los casos más graves son los que derivan en una encefalitis.

¿Cómo actuar si nos contagiamos con el Nipah?

Los facultativos recomiendan que los pacientes deben ser aislados y deben utilizarse las mismas precauciones que para el resto de fiebres víricas (mascarillas, guantes dobles, batas quirúrgicas y delantales) para prevenir su transmisión. Respecto al tratamiento se ha probado con ribavirina, pero su eficacia aún no ha sido demostrada

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios