Sociedad

Una abuela estadounidense da a luz a su propia nieta

  • Cecile Eledge, de Nebraska, ha servido a sus 61 años de vientre de alquiler para su hijo gay.

Una abuela estadounidense da a luz a su propia nieta Una abuela estadounidense da a luz a su propia nieta

Una abuela estadounidense da a luz a su propia nieta

Una mujer estadounidense ha servido de vientre de alquiler para su hijo y a sus 61 años ha dado a luz a su propia nieta, llamada Uma Louise. Cecile Eledge, de Nebraska, se ofreció a ayudar a su hijo Matthew y su marido Elliot Dougherty cuando decidieron que querían formar una familia.

"Todos se rieron", explicó la ahora abuela a la BBC, y la anécdota siguió circulando en la familia como una broma durante un par de años. Hasta que un experto en fertilidad dijo a Matthew y Elliot que era una opción viable.

Las pruebas médicas confirmaron que Cecile estaba en un estado de salud perfecto y que podría soportar un embarazo sin riesgo ni para ella ni para el bebé. Y, admitió Dougherty, mientras que una pareja heterosexual puede recurrir a la reproducción asistida, para ellos su suegra era la única opción de tener un hijo biológico.

Cecile se convirtió así en madre de alquiler para su nieta, concebida con el esperma de su hijo Matthew y un óvulo de la hermana de Elliott, Lea. La intervención fue un éxito y Cecile completó el embarazo sin problemas, aunque los síntomas habituales fueron un poco más acusados que en sus embarazos anteriores (tiene tres hijos).

La peculiar familia contó a la BBC que la primera vez que le pesó la edad en todo este proceso fue al mirar el test de embarazo que su hijo le compró una semana después de implantarle el óvulo fecundado. Pensó que había dado negativo porque por culpa de su vista cansada por la edad no vio bien una segunda raya en el test.

Discriminación en Nebraska

Una vez superado el shock inicial, Cecile no ha recibido más que apoyo a lo largo de su embarazo, especialmente por parte de sus otros dos hijos. Pero el caso ha puesto de manifiesto la discriminación que aún persiste en el estado de Nebraska. El matrimonio homosexual es legal allí desde 2015, pero no hay leyes que prohíban la discriminación por orientación sexual y hasta 2017 se mantenía en vigor una norma que prohibía a los homosexuales ser padres de acogida.

Cecile tuvo que pelear contra su compañía de seguros para que cubriese los gastos del embarazo. No tuvo éxito. Además, como la ley designa como madre a la persona que da a luz al bebé, es ella la que figura en el certificado de nacimiento de su nieta.

Hace cuatro años, Matthew fue despedido del instituto católico en el que trabajaba cuando informó a la junta escolar de que iba a casarse con Dougherty.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios