Balance 2008

El 30% de los asesinos machistas tenían antecedentes por maltrato

  • El responsable de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, ha presentado el balance de este tipo de agresiones durante 2008.

Comentarios 6

El aumento en un 16 por ciento de las denuncias por violencia machista ha contribuido a reducir la tasa del número de homicidios, cinco puntos desde la aplicación de la Ley Integral, según el delegado del Gobierno, Miguel Lorente, quien ha destacado que 400 mujeres al día rompieron con la violencia.

"Las denuncias están sirviendo para evitar homicidios", ha asegurado el responsable de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género durante la presentación del balance de este tipo de agresiones durante 2008, quien ha insistido en que "es más seguro denunciar que no hacerlo".

Lorente ha destacado el incremento de la conciencia social respecto a la condena a este tipo de agresiones y ha explicado que aunque siguen siendo las mujeres las que presentan mayoritariamente las denuncias (el 75%), han aumentado más del 116 por ciento las presentadas por familiares.

Respecto a los agresores, el 31,4 por ciento tenían antecedentes, el 21% por agresiones hacia la víctima y el 7,1 por ejercer la violencia sobre otra mujer.

El balance, que en 2008 concluyó con 70 mujeres muertas -una menos que en 2007-, también indica que por tercer año consecutivo desciende el número de fallecidas con denuncia previa y con solicitud de orden de protección, coincidiendo con la entrada en vigor de la Ley Integral, en 2005.

El porcentaje de casos en los que existía denuncia previa ha pasado del 33,8 en 2006, al 22,9 del pasado año; y en el mismo periodo, los homicidios en casos en los que existía orden de protección en vigor descendieron del 23,5 al 14,3 por ciento.

Atendiendo a las características de la convivencia, se aprecia un descenso significativo entre las fallecidas con pareja y en convivencia, y un incremento en aquellas en las que hubo ruptura de la relación.

La media de mujeres muertas antes de la aplicación de la ley Integral era de 71,5 y descendió hasta 66,5 víctimas tras su entrada en vigor.

Por comunidades, el mayor número de homicidios por violencia de género se registró en Madrid, con 11 mujeres muertas, seguida por Cataluña (10), Andalucía (9), Comunidad Valenciana (8), Castilla y León y Galicia (con 6), Canarias (5), Murcia (4), País Vasco (3), La Rioja y Castilla-La Mancha (2) y Baleares, Navarra, Asturias y Aragón, con una fallecida por violencia de género.

En 2008, ninguna mujer perdió su vida por violencia de género en Cantabria, Extremadura y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

Respecto al modus operandi, Lorente ha explicado que a finales de año se incrementó la violencia en las agresiones, ya que aumentaron las provocadas por traumatismos.

En 2008, los asesinatos por arma blanca suponen el 53,6%, seguido por los traumatismos (15,9%), las armas de fuego y estrangulamiento (11,6%), el fuego (2,9%), los de mecanismo mixto (2,9%) y las precipitaciones (1,4%).

De las mujeres asesinadas, el 44 por ciento eran extranjeras y de ellas, el 80 por ciento tenían una situación regularizada. El porcentaje de las españolas que denunciaron (el 20%) es similar al de las extranjeras (el 19).

Lorente ha destacado la tendencia alcista en el número de denuncias y ha señalado que en los nueve primeros meses del año pasado se presentaron 108.261 denuncias, lo que supone un incremento del 15,9% respecto al mismo periodo de 2007.

Los datos también señalan que un día después de un homicidio por violencia machista se produce un 22,8 por ciento de acumulación de otros casos.

"La violencia no genera violencia en los no violentos, pero en los que viven en la violencia o la tenían contemplada para resolver sus conflictos puede ser un factor imitativo o precipitante", ha concluido el delegado del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios