Sociedad

Los españoles tardan 75 minutos en avisar cuando tienen síntomas de paro cardiaco

  • Sobreviven el 90% de los pacientes que ingresan en un centro con un síndrome coronario agudo

Los españoles tardan una media de 75 minutos en avisar al sistema sanitario cuando tienen síntomas de padecer un síndrome coronario agudo (infarto o angina de pecho), una de las claves del retraso que se produce en la atención médica, que se sitúa en más dos horas. Así se deduce de los últimos datos del estudio Ariam (Análisis del retraso en el Infarto Agudo de Miocardio), un registro de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias que lleva 15 años funcionando, y que ayer fueron dados a conocer por los doctores José Cuñat y Francisco Felices.

Desde la solicitud de asistencia hasta que ésta se produce transcurren 16 minutos de media, mientras que el intervalo desde el inicio de los síntomas hasta la llegada al hospital es de 165 minutos. Una vez en el centro, la realización del electrocardiograma se produce a los ocho minutos, lo que demuestra la eficacia del sistema sanitario, señaló el doctor Cuñat.

Este médico intensivista del Hospital La Fe de Valencia insistió en la importancia de las primeras fases para actuar al hablar de la "hora de oro". En el mismo sentido, el doctor Felices, jefe del Servicio de la UCI del Hospital Reina Sofía de Murcia, señaló que el tratamiento del síndrome coronario agudo requiere rapidez de actuación.

Los pacientes con infarto de miocardio agudo "se benefician mucho si les abrimos las arterias ocluidas", y los que sufren angina de pecho "si actuamos para que no se cierre del todo la arteria", dijeron. El 30% de las personas que sufren un infarto fallecen antes de llegar al hospital, mientras que un 90% de los que ingresan sobreviven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios