Sociedad

Las hamburguesas vegetales, a debate en la Unión Europea

Las hamburguesas vegetales, a debate en la Unión Europea Las hamburguesas vegetales, a debate en la Unión Europea

Las hamburguesas vegetales, a debate en la Unión Europea / Archivo

Los carnívoros se revelan contra los veganos. La Asociación Empresarial Cárnica, Anafric, se ha sumado a la campaña europea de prohibir la utilización de denominaciones cárnicas para aquellos productos que nada tienen de carne en sus elaboraciones.

El asunto en cuestión es uno de los debates que se está dando esta semana en el Parlamento Europeo, donde el socialdemócrata francés Éric Andrieu lleva años queriendo llevar a votación esta cuestión alimentaria. Manjares tan carnívoros como "salchichas", "escalopes" o "hamburguesas", son términos que sólo deben usarse para aquellos alimentos que usen como ingrediente principal, la carne.

"Esto no es un bistec"

Son ya seis organizaciones europeas que se han unido a la causa, todas ellas encabezadas por la Uecbv, AVEC Clitravi, Copa Cogeca Effab, y la Confederación Internacional de Carniceros. Entre sus críticas, las voces autorizadas de estas empresas dicen que ante el aumento progresivo del mercado vegano se están usurpando términos que nada tienen que ver con su propuesta culinaria.

Anafric y su presidente, José Friguls, estarán muy pendientes del parlamento y, en concreto, de la enmienda 165, aquella que, si se consigue convertir en ley, conseguirá impedir esta tropelía cárnica por parte del sector vegano. Los perjudicados fijan como base la enmienda 171 que ya ha conseguido prohibir denominaciones como "leche de almendras" o "queso vegano", en el marco de los productos lácteos.

Cosa de los grupos de presión

Aunque desde el parlamento insisten en que nada tiene que ver este proceso con el Lobby, hay muchos conflictos de interés entre empresas y marcas muy famosas que están viendo como su mercado puede verse afectado por esta gama de productos.

Se está llevando a cabo una lucha, cómo no, encarnizada por tener los máximos ingresos posibles. A favor, todas las empresas cárnicas. En contra, organizaciones como Green PeaceBirdlife o ProVeg y multinacionales que, aunque no se dedican a este tipo de productos, ven en ellos una oportunidad e mercado única que no se debe desaprovechar

En definitiva, muchos intereses en juego que quedarán dilucidados en una votación que se prevé muy reñida.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios