Sociedad

Un hombre muere en un tiroteo frente a una discoteca en Barcelona

  • En menos de un mes cinco personas han fallecido en locales de ocio nocturnos

Comentarios 1

Un hombre falleció ayer poco después de haber sido herido en un tiroteo a las puertas de una discoteca de Castelldefels (Barcelona), según informaron los Mossos d'Esquadra, que no han facilitado más datos acerca de la nacionalidad de la víctima. Los hechos se produjeron sobre las 06:45 de ayer frente a la discoteca Marrakech, un local frecuentado por personas de origen magrebí. El herido fue trasladado al hospital de Bellvitge, donde murió poco después a consecuencia de la gravedad de sus heridas. La discoteca está situada en el kilómetro 16,2 de la autovía de Castelldefels, a la altura del término municipal de Gavá.

El grupo de homicidios del área territorial de investigación de la Región Metropolitana Sur de los Mossos d'Esquadra se ha hecho cargo de la investigación para esclarecer las causas del suceso. Al cierre de esta edición, los agentes de la Policía no habían practicado aún ninguna detención.

Según varios testigos, los autores del tiroteo irrumpieron en el local y buscaron entre los clientes a la víctima, a la que dispararon varios tiros a bocajarro. Después huyeron en un coche de matrícula francesa, por lo que los Mossos investigan si los autores del crimen vinieron expresamente desde Francia para cometerlo.

Se trata de la tercera muerte violenta que se ha producido durante el fin de semana en locales de ocio. La madrugada del sábado un joven peruano de 23 años moría como consecuencia de una reyerta en un local de alterne de la capital madrileña, en la que se enfrentó a otros tres hombres de nacionalidad rumana, que fueron detenidos. El otro fallecimiento tuvo lugar en Málaga. Estas muertes hacen que se cuestione la seguridad en los locales de ocio nocturnos donde muchos fines de semana se producen peleas. No hace ni quince días que murieron otras dos personas tras un tiroteo en las puertas de una céntrica discoteca madrileña; al parecer, todo empezó por una pelea entre clanes enfrentados por controlar la seguridad de los locales de ocio madrileños. En menos de un mes cinco personas han fallecido acuchilladas o tiroteadas en salas nocturnas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios