Salud

El Hospital Clínic hace una cirugía endoscópica 3D por primera vez en el mundo

  • La técnica se ha aplicado con éxito de momento a 25 pacientes con hiperplasia benigna de próstata, un agrandamiento de la próstata que padecen la mitad de los hombres a los 60 años

El Hospital Clínic hace cirugía endoscópica 3D El Hospital Clínic hace cirugía endoscópica 3D

El Hospital Clínic hace cirugía endoscópica 3D / Clínic Barcelona

El Hospital Clínic de Barcelona ha empezado a hacer cirugías endoscópicas en tres dimensiones (3D) de próstata por primera vez en el mundo, una técnica que permite a los cirujanos operar con una mayor precisión y sin tanto sangrado, y con la que ya se han hecho 25 operaciones con éxito.

Esta técnica pionera en 3D ha sido presentada en rueda de prensa en Barcelona por el doctor Antonio Alcaraz, jefe del Servicio de Urología del Hospital Clínic, y el doctor Javier Sánchez, cirujano del mismo servicio, que han asegurado que se ha usado en este centro por primera vez en el mundo.

Alcaraz ha explicado que esta nueva técnica se ha aplicado, por el momento, sólo a pacientes con hiperplasia benigna de próstata, un agrandamiento de la próstata que padecen la mitad de los hombres a los 60 años, y que es más elevada a los 85 años, con un 90% de afectados.

A medida que la glándula de la próstata aumenta, obstruye con el flujo de orina en la uretra, lo que incrementa la función de la vejiga para eliminar la orina, ha indicado el jefe del Servicio de Urología.

"Con el tiempo, el problema se agrava y con frecuencia la vejiga no llega a vaciar toda la orina", de ahí la necesidad de operar para eliminar y extraer el exceso de tejido que bloquea la uretra, ha precisado.

Algunos síntomas frecuentes de la hiperplasia prostática benigna (HPB) son la necesidad de orinar con frecuencia o urgencia, aumento de la frecuencia de hacerlo durante la noche, dificultad para comenzar a orinar o flujo débil o que se detiene y vuelve a comenzar.

Alcaraz ha indicado que, hasta ahora, en su servicio se hacían las endoscopias (entrar en el cuerpo humano por uno de sus orificios naturales con un instrumento en forma de tubo para observar el interior) con una visión 2D pero que "esto supone trabajar sólo con un ojo y con el otro tapado".

"Ahora, con el 3D, el paso es muy relevante porque preservamos mejor los esfínteres (del paciente) y que haya menos sangrado durante la operación", por lo que esta técnica aporta más seguridad al cirujano, ha añadido.

Durante una endoscopia, el profesional de la cirugía inserta el endoscopio en el cuerpo de una persona, que en el caso de los afectados por hiperplasia benigna de próstata se hace por el pene, y un láser que pasa a través del visor libera energía para contraer o eliminar el exceso de tejido que impide el flujo de orina.

La mayoría de los endoscopios son tubos delgados con una potente fuente de luz y una cámara miniatura en el extremo, con un canal a través del cual el médico inserta herramientas para recolectar tejido o proporcionar tratamiento.

El doctor Sánchez ha precisado que el aparato del Clínic convierte el 2D en 3D en tiempo real, al mismo tiempo que el cirujano opera al paciente.

Este aparato, que es una patente china, se ha adaptado con informáticos y cirujanos del centro barcelonés, pero que deberá "evolucionar y tener una versión dos, con una mejor visión", ha precisado Alcaraz.

El Clínic hace unas 200 cirugías de este tipo al año, por lo que no se descarta que se aplique a este tipo de intervención e incluso se pueda hacer en otros tipos de endoscopias, como colonoscopias (para explorar el colon y/o el intestino grueso), gastroscopias (estómago y duodeno) o colposcopia (vagina y cuello uterino), entre varios procedimientos.

"Esta técnica es mejor para el cirujano y para el paciente", ha afirmado el doctor Alcaraz, que ha apuntado también la importancia de la misma en el hecho de que la Sociedad Europea de Urología ha aceptado un vídeo de una operación de próstata con 3D hecho en el Clínic.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios