Investigación

La variante del coronavirus más extendida en Europa surgió en España

Técnicos trabajan en un laboratorio en China. Técnicos trabajan en un laboratorio en China.

Técnicos trabajan en un laboratorio en China. / EFE

Esta misma semana un grupo de investigadores liderados por el CSIC anunciaba que se había identificado el genotipo que generó el 30% de todos los casos secuenciados en España entre febrero y abril y que llegó a representar un 60% de los casos a principios de marzo. El estudio demostró que la diversidad genómica del coronavirus en España es única en Europa, y más cercana a los genotipos del virus circulantes en Asia entre finales de 2019 y principios de 2020.

Ahora se avanza un poco más en el estudio del virus y concretamente en una mutación que se produjo primero en España y después se expandió por Europa. Así lo asegura un trabajo de científicos españoles y suizos que ha identificado, de entre los cientos de mutaciones que tiene el SARS-CoV-2, una de las más presentes actualmente en la segunda oleada que vive Europa.

Análisis realizados por la Universidad de Basilea, la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y el consorcio español SeqCovid-Spain, liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), concluyen que la nueva variante se expandió por Europa y otras regiones en los últimos meses desde España.

Expansión de esta variante por Europa

La relajación de las restricciones de viaje en verano, y el hecho de que España sea un importante destino turístico, facilitaron la expansión de esta variante del genoma del virus, señaló un comunicado de la Universidad de Basilea. "Sólo en Europa hay cientos de variantes del nuevo coronavirus circulando, con mutaciones en sus genomas, pero muy pocas de ellas se han extendido de forma tan exitosa y se han vuelto tan prevalentes como ésta", afirmó la nota del centro.

Los investigadores afirmaron que su aparición en España, durante los meses estivales, pudo estar ligada a un "evento superpropagador ligado a los trabajadores agrícolas en el noreste español", y que tras ello se extendió por toda España y una docena de países europeos.

Los expertos bautizaron esta mutación como "20A.EU1", y los análisis señalan su presencia en un 80 por ciento de las muestras analizadas desde España, un 90 por ciento de las del Reino Unido y entre un 30 y un 40 por ciento de las estudiadas en Suiza y Países Bajos. También se ha encontrado en muestras de Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Letonia, Noruega y Suecia, e incluso lejos de Europa, en análisis de casos registrados en Hong Kong o Nueva Zelanda.

La profesora de la Universidad de Basilea Emma Hodcroft, principal autora del estudio, indicó que nada indica que esta variante del coronavirus sea más contagiosa que otras, sino que su transmisión podría haberse visto facilitada por la relajación de las medidas preventivas en verano.

Su colega Iñaki Comas, coautor del estudio y director de SeqCovid-Spain, añadió que las pautas de esta mutación son similares a otras que identificaron en anteriores estudios durante la primavera. "Una variante (del virus), ayudada por un evento superpropagador, puede rápidamente ser prevalente por todo un país", señaló Comas, citado en el comunicado de la universidad suiza.

Los expertos advirtieron que no hay indicaciones de que la variante identificada sea más peligrosa que otras, tenga un distinto comportamiento, o que sea la única prevalente en la segunda oleada europea, donde otras mutaciones han sido identificadas.

También pidieron cautela a la hora de vincular directamente la mutación con el fuerte aumento de casos en Europa, y subrayaron que en algunos países del continente que ahora registran alarmantes tasas de contagio, como Francia o Bélgica, no es la variación prevalente.

Sí insistieron en que el hallazgo podría dar más información sobre la eficacia de las políticas de transporte tomadas por los países europeos este verano, tras la reducción de casos de la primera oleada. "Los cierres de fronteras de larga duración y las fuertes restricciones a los viajes no son manejables ni deseables, pero con la expansión de 20A.EU1 parece claro que las medidas tomadas fueron a menudo insuficientes para detener los contagios de nuevas variantes", concluyó Hodcroft.

La mutación fue detectada primero en análisis de secuencias tomadas en Suiza, utilizando la plataforma Nextstrain, desarrollada por la Universidad de Basilea y el Centro de Investigación Oncológica Fred Hutchinson de Seattle (EEUU). Esta plataforma creada en 2015 permite un rastreo a tiempo real de patógenos mediante secuenciación genética, y ya fue utilizada con anterioridad para analizar la expansión de virus como el zika, el ébola o los de la gripe.

El estudio hispanosuizo no se ha publicado todavía en revistas científicas pero sí en la web especializada medRxiv, un archivo de manuscritos médicos aún no revisados por otros científicos que está ligado a la estadounidense Universidad de Yale.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios