Sevilla

El legado de Pablo Ráez perdura en un pueblo de Sevilla

  • Miles de personas se suman en sólo unos día a una campaña de donación de médula promovida por el familiar de un enfermo de leucemia de Tocina y Los Rosales

El legado que ha dejado el malagueño Pablo Ráez con su lucha para que la donación de médula sea una costumbre cotidiana parece no tener límites, y el último ejemplo se encuentra en la avalancha de solidaridad que está recibiendo un joven sevillano desde hace una semana.

Involuntariamente, Adolfo Sánchez, que el pasado viernes cumplió 16 años, se ha convertido en el protagonista de un campaña que reclama una donación de médula, ya sea de modo concreto para él o para cualquier persona que esté pasando por la situación que él sufre en estos momentos, con la quimioterapia intentando controlar su enfermedad hasta que llegue un trasplante que le haga olvidarla.

Todo lo que se mueve en torno a él para ayudarle se resume en la etiqueta #1MinutoxUnaVida, que ha hecho que la campaña se les vaya de las manos, en positivo, a la gente que conoce a Adolfo en su pueblo, Tocina y Los Rosales, situado a 37 kilómetros de la capital, donde sus 10.000 habitantes se están volcando con él y su causa, que ha hecho que se sumen a ella, a nivel nacional, famosos como el actor Juan Echanove y el jinete Cayetano Martínez de Irujo.

"Un minuto es lo que se tarda en sacarte la sangre en una extracción, que se coteja para ver si es compatible con alguien para hacerle un trasplante de médula, y ese minuto es lo que resume todo lo que estamos peleando para conseguir", explica a Efe la portavoz de la iniciativa, Verónica Andreu, que encabeza una idea que ya ha llegado a miles de personas, pero que, aunque parezca lo contrario, solo tiene una semana de vida.

La iniciativa #1MinutoXUnaVida se inició "el miércoles pasado, cuando un familiar suyo envió un mensaje a la Asociación de Padres del colegio para informar de que Adolfo necesitaba un trasplante de médula, y como yo trabajo con las redes sociales decidí ponerme en marcha aportando mis conocimientos, y lo que ha pasado desde entonces es impresionante", explica Andreu.

En solo una semana, casi 6.000 personas se han sumado al perfil de Facebook, donde se han alcanzado a 99.700 personas, con más de 50.000 interacciones y casi 33.000 movimientos de vídeos entre los usuarios de esta red en concreto, aunque la campaña se completa con Twitter e Instagram, y sobre todo con el apoyo diario y casi anónimo de personas de todo el mundo a las que ha llegado.

A la causa que encabeza Adolfo se ha sumado gente de toda España, y fuera de las fronteras españolas han llegado apoyos desde Hungría, Orlando y Houston (Estados Unidos) o Alemania, por citar algunos de ellos: "Es cierto que nuestro proyecto nace a raíz de una persona concreta, y somos conscientes de que las donaciones se realizan de forma anónima, altruista, voluntaria y con un carácter universal, pero esto no nos impide tratar de ayudar con todas nuestras fuerzas", señalan los promotores de esta idea.

Para Verónica Andreu, "nos vemos en la obligación de hacer algo más que ir a donar" en casos como el de Adolfo, admitiendo que "todo se nos está yendo un poco de las manos", pero a la vez agradeciendo la cantidad de apoyos que están recibiendo por parte de gente que ni sabe quién es este chico ni dónde está Tocina y Los Rosales, pero que han querido hacer suya una causa común de toda la sociedad.

Los ideólogos de #1MinutoXUnaVida tienen tantas ganas como apoyos, con el impulso que el Ayuntamiento les está dando, el de un Policía de Sevilla que lo está llevando a los cuerpos de seguridad de la capital hispalense, y sobre todo el de la creencia que ayudar a Adolfo es posible, pero cualquier persona que pase por el trance de sufrir leucemia se puede beneficiar de una idea nacida dos días antes de morir Pablo Ráez, pero que lleva camino de convertirse en parte del bello legado del joven marbellí. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios