Sociedad

Nace la mascarilla inteligente: transparente, con autolimpieza y alerta de brotes

Nace la mascarilla inteligente, transparente, con autolimpieza y aviso de brotes Nace la mascarilla inteligente, transparente, con autolimpieza y aviso de brotes

Nace la mascarilla inteligente, transparente, con autolimpieza y aviso de brotes

Álvaro González Romero-Domínguez está dando mucho que hablar porque ha logrado diseñar la mascarilla antimicrobiana con la que muchos sueñan: transparente, con sistema de autodesinfección y con alerta de posibles casos de covid cercanos.

El modelo, creado en unión a la italiana Simona Lacagnina, está en desarrollo vía crowdfunding en Indiegogo

Esta protección cuesta 250 euros, una cuantía por la que pagamos, no sólo la garantía de mantener alejado el virus en distancias cortas, sino también la ventaja de conservar el dispositivo siempre limpio, gracias a un sistema de autodesinfección

Para ello, incluye una base de carga para la batería con luz ultravioleta en su interior y que permite que la mascarilla elimine bacterias en unos minutos.

Nace la mascarilla inteligente, transparente, con autolimpieza y aviso de brotes Nace la mascarilla inteligente, transparente, con autolimpieza y aviso de brotes

Nace la mascarilla inteligente, transparente, con autolimpieza y aviso de brotes

La mascarilla inteligente Cliu, además, mide la calidad del aire y avisa de focos cercanos de coronavirus. En su versión pro súper, integra tecnología con Bluetooth, micrófono y sensores integrados, tecnología wireable reunida para avisar a través de la app móvil de datos a tiempo real sobre la salud (nuestro ritmo cardíaco o la calidad de la respiración) y de la existencia de un foco activo en los alrededores.

Cliu, la mascarilla que deja leer los labios

Una de sus principales características es su transparencia, un detalle de gran valor sobre todo para las personas con merma auditiva que tienen necesidad de leer los labios de su interlocutor, a la vez que lógicamente, facilita a todos los usuarios la comunicación no verbal.

Además, la mascarilla inteligente es reutilizable y cuenta con unos filtros antimicrobianos y bioactivos, desarrollados por la Universidad de Siena, que "si terminan tirados en el medio ambiente" no lo dañarían.

La genialidad de Cliu no acaba ahí: si cumple con los requisitos que anuncian sus creadores en la campaña de crowdfunding, absorbe la contaminación y reduce las alergias.

Así que, una vez finalizada la pandemia, es óptima para quienes sufren alergia usarla mientras practicamos deporte al aire libre y evitar crisis. 

¿Alguna mascarilla da más? 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios