Sociedad

Otro motín en una cárcel de Brasil causa más de 30 muertos

  • Esta masacre en Boa Vista ocurre a los cuatro días de la sangrienta reyerta en otra prisión del país

Al menos 33 personas murieron ayer en una nueva masacre en una cárcel brasileña, ocurrida esta vez en el norteño estado de Roraima, sólo cuatro días después de que otra reyerta dejase 56 muertos en una prisión de Manaos en la región amazónica.

La segunda revuelta con decenas de muertos en menos de una semana ocurrió de madrugada en un penal de la ciudad de Boa Vista, la capital de Roraima, según confirmó el Gobierno.

La situación en la Penitenciaria Agrícola de la localidad de Monte Cristo (PAMC) estaba ya bajo control del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la Policía Militar por la mañana, aseguró el ministro de Justicia brasileño, Alexandre de Moraes. "En este momento no será necesaria la presencia (de la fuerza de seguridad) federal", dijo De Moraes en una conferencia de prensa. No se informó de fugas de presos.

Las primeras noticias apuntaban a una posible represalia del poderoso grupo criminal Primer Comando de la Capital (PCC), el principal afectado de la masacre ocurrida entre el día de Año Nuevo y el 2 de enero en el penal de Manaos, en el estado de Amazonas. El secretario de Justicia de Roraima, Uziel de Castro Júnior, atribuyó la autoría del ataque al PCC en declaraciones a una radio local, aunque De Moraes negó luego que hubiera aún indicios claros.

Igual que lo ocurrido días atrás, De Castro Júnior habló de escenas de enorme brutalidad en el penal de Roraima. La mayoría de muertos estaban decapitados y descuartizados, a otros les habían arrancando el corazón, según el diario Estado de Sao Paulo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios