Sociedad

Al menos cuatro muertos y 26 heridos por un fuerte terremoto en Indonesia

  • Este seísmo fue seguido de una alerta de tsunami, aunque la levantaron poco después.

Al menos cuatro personas murieron y 26 resultaron heridas a causa de la serie de terremotos, dos de ellos de más de siete grados, que sacudieron hoy la región de Papúa, situada en el este del archipiélago de Indonesia. 

El Servicio Geológico de Estados Unidos, que vigila la actividad sísmica mundial, informó de que se registró un terremoto de magnitud 7,6 en la escala abierta de Richter a las 04.43 hora local (19.43 GMT), y que su epicentro se detectó a 35 kilómetros de profundidad y a 135 kilómetros al oeste de Manokwari, la capital provincial. 

Este seísmo fue seguido de una alerta de tsunami por parte del Centro del Pacífico, que indicó que los detectores mostraron la formación de olas altas, y de las autoridades de Indonesia, aunque la levantaron poco después. 

Además de varias réplicas de entre 4,7 y 5,6 grados, un segundo temblor de 7,3 grados en la escala de Richter sacudió la región a las 07.33 (22.33 GMT), con su epicentro también sobre los 35 kilómetros de profundidad. 

Este segundo sismo se localizó a 90 kilómetros al oeste de Manokwari y a unos 3.000 kilómetros de la capital indonesia, Yakarta. 

Según las autoridades locales, ambos terremotos causaron daños materiales en Manokwari, con una población de unos 165.000 habitantes, así como en Sorong, donde viven unas 180.000 personas. 

Un funcionario del hospital general de Manokwari confirmó que al menos 26 personas resultaron heridas, de las cuales dos fueron ingresadas en la unidad de cuidados intensivos, y que una niña se encuentra entre las víctimas mortales, al derrumbarse sobre ella una pared de su casa. 

El jefe de la comisaría regional de Policía, general Bagus Ekodanto, indicó que había recibido información sobre el derrumbe de un pequeño hotel de tres plantas y de un almacén en Manokwari. 

Un funcionario del ayuntamiento de la capital provincial dijo a una emisora de radio local que cinco personas quedaron atrapadas entre los escombros del hotel, parcialmente derruido, aunque tres lograron ser rescatados con vida y llevados al hospital. 

El funcionario apuntó que las otras dos víctimas seguían atrapadas en las ruinas del Hotel Mutiara, de antigua construcción. 

El Hotel Kalidingin también resultó destruido cuando se produjo el temblor de 7,3 grados, unas tres horas después del primero. 

Según la policía, miles de personas abarrotaron las calles de Manokwari y permanecieron en la carretera, incluso después de que se retirara la alerta de tsunami. 

También en la ciudad de Sorong se produjeron algunos derrumbes, aunque de momento no se informó de víctimas. 

La agencia de socorro World Vision envío unas dos mil unidades de provisiones de emergencia, que incluyen alimentos enlatados, mantas y suministros médicos básicos, dijo la portavoz de la organización Katarina Hardono. 

Según Panji, portavoz de la Agencia Nacional de Coordinación ante Desastres, se han movilizado unidades de la Policía y del Ejército para participar en las labores de ayuda y rescate. 

Mientras, los temblores llevaron a las autoridades del aeropuerto de Rendani, en Manokwari, a cancelar sus operaciones por razones de seguridad, por lo que un vuelo de la aerolínea Express Air destinado a Rendani tuvo que regresar a su punto de origen, Jayapura, unos 800 kilómetros al este. 

Priyadi Kardono, portavoz del Centro para la Gestión de Desastres, señaló que cuatro personas habían perdido la vida a causa de la serie de terremotos ocurridos en la remota región de Papúa occidental. 

La isla de Nueva Guinea, cuya mitad occidental pertenece a Indonesia, se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados. 

La región, una de las más ricas en recursos naturales del país, es también una de las menos desarrolladas de Indonesia ante la presencia de pequeños grupos insurgentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios