Sociedad

Los padres se declaran en huelga contra las tareas escolares de sus hijos

  • Los niños de la escuela pública no harán deberes los fines de semana de noviembre como protesta de la Ceapa a un sistema "obsoleto" Los docentes tildan la medida de "insumisión"

Los niños de la escuela pública están de enhorabuena ya que los fines de semana de noviembre, si así lo consideran sus padres, no tendrán que hacer tareas escolares. La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) ha llamado a la huelga para protestar por un sistema educativo obsoleto y apostar por que los niños dediquen su tiempo libre a otra formación.

"Es una campaña cuyo objetivo final es conseguir que el modelo educativo cambie y que los deberes desaparezcan", apuntó José Luis Pazos, presidente de la Ceapa. La realización de las cada vez más numerosas tareas hace que el tiempo familiar se ponga a un lado, algo que impacta en la comunicación familiar, asegura la confederación. Por ello, en su lugar proponen dedicar el tiempo a la vida familiar, a realizar labores alternativas como charlar de un tema de actualidad, visitar un museo, preparar una cena conjuntamente, hablar de derechos y obligaciones o pasar un día juntos en el campo.

Otro factor a tener en cuenta, señala Pazos, es que con los deberes "los cargamos de material que desmotiva el aprendizaje" y con ello se alejan del proceso. "Es falso que haya que sufrir para aprender", apuntó. Pese a que desde Ceapa llevan años reclamando que disminuyan las tareas escolares, la realidad, asegura su presidente, es que se ha producido un incremento e incluso se han introducido en la educación infantil, de los 3 a los 6 años.

Y es que el currículum actual está "sobrecargado" con contenido que ya no es útil, se sigue "poniendo el foco en memorizar cosas que ya no tendrían que estar en el aula". Se busca que los contenidos "se memoricen, se vuelquen en un examen y se olviden", en lugar de que se "interioricen". "El aprendizaje sólo es pleno cuando se interioriza lo que se aprende, cuando se comprende, se razona y se asume", apuntó.

En Ceapa se apuesta por un modelo basado en proyectos en el que el alumno es el protagonista de su propio aprendizaje y la adquisición de conocimientos tiene la misma importancia que la de habilidades y actitudes. Éste es todavía muy poco frecuente en España, aunque ya comienza a implantarse en algunos colegios.

Para Pazos, los deberes suponen que los profesores delegan en la familia. "A nosotros (los padres) se nos pide que hagamos de segundos profesores ante una mala praxis de los centros educativos y una delegación de las funciones". Hacer tareas en casa genera una desigualdad porque hay familias que no disponen de tiempo o que no tienen la formación necesaria.

Esta propuesta de los padres ha recibido duras críticas desde la comunidad educativa. La Asociación Nacional de Profesorado Estatal (ANPE) lanzó ayer un comunicado en el que rechaza esta campaña de "insumisión" y "boicot" a la actividad del profesorado y su autoridad profesional y académica. A juicio de este colectivo, las tareas tienen los beneficios de afianzar lo aprendido en el aula, inculcar el hábito de estudio, fomentar el esfuerzo personal y la organización y planificación del trabajo del alumno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios