Sociedad

La violencia de género se cobra la vida de 36 mujeres, siete menos que en 2010

  • Detenido un hombre en Madrid por asesinar a su ex pareja en Guadalajara.

Un total de 36 mujeres fueron asesinadas por hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación de pareja, siete menos que el año pasado por las mismas fechas, según la última actualización estadística de la Secretaría de Estado de Igualdad, tras la detención de un hombre en la localidad madrileña de El Atazar por matar a su ex esposa.

De las 36 mujeres asesinadas, un total de 11 (30,6%) habían presentado denuncias por malos tratos, aunque una de ellas la había retirado, pero sólo cinco tenían una medida de protección en vigor cuando se cometió el crimen. Las 25 restantes no habían acudido a la Justicia en busca de ayuda ante la violencia de género que estaban sufriendo.

De las 36 mujeres asesinadas a manos de sus parejas, la mayor parte (70%) eran españolas, igual que sus asesinos, y 13 ellas tenían menos de treinta años de edad. Cinco tenían entre 31 y 40 años, ocho entre 41 y 50 y seis estaban entre los 50 y los 61. Otras cuatro, ya habían pasado los 61.

Asimismo, 26 de ellas aún mantenían con ellos una relación de convivencia, aunque en tres casos la pareja se hallaba ya en fase de ruptura, según los datos oficiales.

Por comunidades autónomas, en lo que va de año el grupo más numeroso de crímenes es el que se ha registrado en Andalucía, donde hasta el 7 de agosto han sido asesinadas diez mujeres. En Madrid han sido siete los homicidios, en Cataluña cinco, y cuatro en la Comunidad Valenciana.

Éste es el balance provisional tras la detención ayer por la Guardia Civil de un hombre de 51 años en la localidad de El Atazar (Madrid) como supuesto autor del asesinato de la última de estas víctimas. La fallecida, ex mujer del agresor y de nacionalidad brasileña, fue apuñalada varias veces, según la Guardia Civil.

El cuerpo fue localizado este fin de semana por los agentes, cubierto por unas ramas, en un paraje arbolado cercano al Hayedo de la Tejera Negra, en Guadalajara. No se ha dado a conocer en qué momento se produjo el crimen ni las circunstancias, ya que el caso está bajo secreto judicial.

Fue un hermano del detenido quien alertó el pasado viernes a la Policía Local de Alcobendas porque no había conseguido contactar con su ex cuñada durante todo el día y temía que su hermano, sobre el que pesaba una orden de alejamiento de su ex pareja, le pudiera haber hecho algún daño.

El equipo de la Policía Judicial de San Agustín de Guadalix, que se hizo cargo de la investigación, localizó al denunciado a primeras horas del sábado y lo condujo a las dependencias policiales.

Debido a las contradicciones en las que incurrió y ante la confesión de que desobedecía habitualmente la orden judicial que pesaba sobre él, fue detenido y acusado de un delito de quebrantamiento de orden de alejamiento.

Varios vecinos de El Atazar declararon que siempre salían juntos. "Venían todos los días al bar", explicó la dueña de un establecimiento comercial de la localidad.

Esta vecina añadió que se ha armado un gran revuelo en el municipio, donde este pasado fin de semana se celebraron las fiestas populares de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios