Violencia machista

Detenido por la muerte de su pareja en Alicante

  • Tanto la víctima como su presunto asesino habían llegado de vacaciones desde el país de origen de ambos, Hungría, pocas horas antes del crimen.

Comandancia de la Guardia Civil de Alicante Comandancia de la Guardia Civil de Alicante

Comandancia de la Guardia Civil de Alicante / Morell, EFE

Una mujer de 39 años falleció el lunes en la localidad alicantina de Rojales. Tanto ella como su pareja, un hombre detenido como presunto autor del crimen, habían llegado de vacaciones desde el país de origen de ambos, Hungría, pocas horas antes del crimen.

Tanto la víctima como el hombre, de 49 años, presentaban heridas aunque no de fuego ni de arma blanca. Ambos habían alquilado un apartamento en la urbanización Pueblo Bravo del término de Rojales, junto a Ciudad Quesada, situado en el número 2 de la avenida del Mar.

Según los billetes de avión hallados sobre una mesa de la vivienda, la pareja había aterrizado en el aeropuerto de Alicante en torno a las 18:00 y después de recorrer los alrededor de 40 kilómetros que separan el aeródromo del apartamento, se produjo una violenta discusión.

Posteriormente, el arrestado telefoneó a un amigo húngaro que reside en una vivienda cercana para contarle lo ocurrido y fue éste quien avisó al 112. Cuando llegaron los agentes de la policía local y de la Guardia Civil del puesto de Almoradí se encontraron al varón con diversas heridas y a la mujer también con lesiones e inconsciente.

Se llamó a una ambulancia pero el personal sanitario solo pudo certificar el fallecimiento, sin que la víctima llegara a ser trasladada a ningún centro sanitario.

Pueblo Bravo, a unos 10 kilómetros de Torrevieja, es una de las mayores urbanizaciones de la Comunidad Valenciana y está principalmente habitada por ciudadanos extranjeros, sobre todo británicos aunque también de otros países europeos.

Confirmado por el Gobierno que se trata de un caso de violencia machista, son ya 15 las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en lo que va de 2019.

Desde 2003, primer año del que hay estadísticas oficiales, han sido asesinadas 990 mujeres. Los niños muertos por la violencia machista se incluyeron en 2013, y desde entonces han sido asesinados 27 menores y 236 han quedado huérfanos.

A los trece crímenes machistas de 2019 se une el de la joven paraguaya Romina Celeste, muerta en Lanzarote, que también figura en las estadísticas oficiales de la violencia de género pero en fase de investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios