Contenido patrocinado

La terminal Cádiz II de Olivia Petroleum ya está operativa

  • Situada en la Zona Franca, dispone de doce tanques de almacenamiento

En la imagen, la terminal Cádiz II de Olivia Petroleum. En la imagen, la terminal Cádiz II de Olivia Petroleum.

En la imagen, la terminal Cádiz II de Olivia Petroleum.

La Zona Franca y el Puerto de la Bahía de Cádiz cuentan desde hace escasos días con una nueva instalación de almacenamiento de graneles líquidos disponible para el mercado físico internacional de trading, de la mano de Olivia Petroleum SAU.

La instalación constituye la tercera de este tipo con que cuenta la empresa en el Puerto de la Bahía de Cádiz y se encuentra ubicada en el interior del Recinto Fiscal de la Zona Franca, teniendo como muelle operativo para carga y descarga de buques el de Poniente. Dicha instalación se denomina Terminal Cádiz II.

La terminal es una de las instalaciones industriales y logísticas históricas en la plataforma portuaria de la capital, ya que inició su andadura en 1963 bajo titularidad de la antigua Demagrisa, permaneciendo inactiva durante los últimos 12 años hasta que Olivia Petroleum tomó la decisión estratégica en 2019 de hacerse con los activos físicos que la componen para actualizarlos, mejorarlos y adaptarlos técnica y legalmente a su nuevo uso final.

Las principales capacidades de la instalación se caracterizan por la disponibilidad de 12 tanques de almacenamiento (cuatro de los cuales son de nueva construcción), 12.000 metros cúbicos de volumen disponible total para albergar productos no peligrosos, es decir, con punto de inflamación superior a los 55°C y tres líneas de 8 pulgadas de diámetro cada una que la conectan al Muelle de Poniente, donde pueden operar buques de hasta 200 metros de eslora y 9,50 metros de calado. Como aspecto innovador a destacar se ha de poner de relieve que el material seleccionado que constituye las tuberías enterradas de conexión terminal-muelle es fibra de vidrio reforzada, resistente a la corrosión interna y externa, en un ambiente agresivo en el que el nivel freático del terreno se encuentra inmerso en agua de mar y en el que el producto a manejar puede presentar valores elevados de acidez. Este material garantiza una mayor vida útil respecto a fallos mecánicos derivados de pérdidas de espesor de pared que el que ofrecen las tuberías convencionales de acero al carbono, a la vez que proporcionan una resistencia mecánica similar a las de aquél material.

En lo referente a la actividad comercial de la instalación, la misión de la terminal se orientará al trading internacional de materias primas para la fabricación de Biodiésel (FAME). En concreto, el producto que ocupará la mayor parte del tráfico será Aceite Usado de Cocina (Used Cooking Oil – UCO), con procedencia principalmente de un tercer país y en menor medida nacional. Este producto se maneja clasificado como residuo no peligroso dado que básicamente se trata de un aceite vegetal desde el punto de vista químico.

La categorización como residuo de este producto implica que la terminal cuenta con inscripción en el registro de gestores de residuos no peligrosos del área medioambiental de la consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía. El perfil de los clientes responde a dos tipos: compañías internacionales de trading de productos petrolíferos o productores de FAME. Ambos perfiles presentan estrategias distintas en lo que al aprovisionamiento de productos se refiere, siendo más variados en este sentido los productores de FAME, que obtienen sus productos de fuentes más diversas tanto geográficamente como en términos de calidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios