Copa Libertadores

El Bernabéu será el último escenario de una final increíble

El estadio del Real Madrid acoge la vuelta de la final de la Copa Libertadores, un choque aplazado por un diluvio, incidentes, prórrogas varias y al final un cambio de continente. Es un partido de alto riesgo, con 4.000 policías encargados de la seguridad. El TAS rechaza la solicitud urgente de medidas provisionales pedida por Boca, pero aún debe pronunciarse sobre otro escrito en el que reclama la descalificación de River.