El verano que vivimos

"El verano que vivimos" sigue su proceso de rodaje en Jerez

La grabación de la película ‘El verano que vivimos’, una historia de amor inspirada en hechos reales y que se sitúa en 1958, continúa realizándose en diversos enclaves de la ciudad. Ayer tocó nuevamente al entorno de la Catedral, que ya había sido elegida como escenario días atrás para rodar escenas de un entierro. Esta vez se filmaron imágenes de una supuesta pisa de la uva en el mismo reducto del templo jerezano, una circunstancia que congregó a curiosos, turistas y extras por toda la zona. En muchos casos su presencia no era otra que tratar de cazar alguna fotografía con los actores. También estuvo algún turista que se disponía a visitar la Catedral y se quedó con las ganas, ya que la zona estaba completamente acotada. Ataviados con trajes de época y con un entorno en el que se pudieron ver vehículos antiguos, la producción culminó una nueva escena en la jornada matinal, ya que por la tarde se trasladaron hasta la calle Porvera, para finalizar una intensa jornada de trabajo por la noche en los aledaños de la plaza de la Estación. En los próximos días (hoy, mañana y pasado), el plató de rodaje pasará a las bodegas González Byass, en cuyo interior tienen previsto grabar varios días, y las proximidades de la Alameda Vieja que también acogerán varias escenas de la película, una circunstancia que provocará cortes de tráfico.