moción de censura

Siete días de infarto

Un cambio inesperado. El relevo en el Ejecutivo deja a un PP consternado y a un PSOE eufórico, pero también incrédulo, que tendrá que manejar un Gobierno obligado a pactar.