Patrimonio

Los baños árabes del bar Giralda, en imágenes

No hay nada igual en toda la Península Ibérica. Sevilla cuenta con un nuevo e importante atractivo patrimonial realizado en el siglo XII. El popular Bar Giralda, en el número 1 de la calle Mateos Gago, escondía bajo unos bastos enlucidos y enfoscados modernos, unos baños árabes de la época almohade. La importancia de este descubrimiento, del que ya había suficientes referencias historiográficas aunque no se habían sacado evidencias físicas, radica en el hecho de que los restauradores han constatado que se conserva casi toda la decoración original. Eso ha sido posible, entre otras cuestiones, al excelente mortero de cal en el que está pintada. Este hammam destapado a los pies de la Giralda conserva su sala fría, su sala templada, que es la más lujosa e importante, los restos de un arco que indican de la estancia de agua caliente y el acceso a la primera que era por la actual calle Don Remondo, ya que nunca tuvieron fachada hacia el sur (Mateos Gago), donde existía un importante desnivel en su época y otras construcciones.