sentencia de la manada

El Supremo castiga a La Manada con 15 años de prisión por violación

El Alto Tribunal eleva la pena de nueve a 15 años al considerar los hechos ocurridos como un delito continuado de violación y no un abuso sexual con prevalimiento, como hicieron dos tribunales anteriormente. Considera que hubo un "auténtico escenario intimidatorio" para la víctima, que "en ningún momento consiente" las diez agresiones sexuales que sufrió. Esa intimidación hizo que adoptara una "actitud de sometimiento ante la angustia e intenso agobio" que tenía por estar en lugar "recóndito, angosto y sin salida". El fallo les prohíbe acercar a la víctima durante 20 años, les impone otros ocho años de libertad vigilada y el pago de una indemnización de 100.000 euros a la joven.

El joven de la Manada Ángel Boza no volverá a la cárcel por el robo de las gafas de sol

La Audiencia de Sevilla rechaza el recurso de la Fiscalía, que pidió elevar la condena a cuatro años de prisión porque entendía que fue un robo con violencia y no un hurto. El abogado Agustín Martínez, que representa al acusado, afirma que que la "fijación de la Fiscalía en este caso se ha encontrado con el criterio firme de los tribunales".

La Manada seguirá libre

El tribunal valora, por una mayoría de dos a uno, que los acusados han cumplido durante seis meses las medidas impuestas para su libertad, por lo que el riesgo de fuga aparece "bastante endeble". Tampoco aprecia riesgo de reiteración delictiva por la condena de Ángel Boza o el procesamiento de cuatro de ellos por los abusos de Pozoblanco. La decisión cuenta con un voto particular del presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, partidario de constituir la prisión provisional hasta la mitad de la condena impuesta, es decir, durante cuatro años y medio.