Tecnología

Apple diversifica su estrategia con dos nuevos iPhones

  • El iPhone 5C es un teléfono más económico con el que la compañía busca posicionarse en el mercado asiático. El iPhone 5S incorpora un procesador de 64 bits que duplica su rendimiento.

Apple ha presentado dos nuevos modelos de su teléfono, el iPhone 5C y el iPhone 5S, con los que diversifica su oferta de precios y espera ganar cuota de mercado. El iPhone 5C, que saldrá a la venta en varios colores, es un dispositivo con pantalla retina de 4 pulgadas y exterior de policarbonato que se venderá a un precio que partirá de los 75 euros asociado a contratos con operadoras. El diseño de un teléfono más económico y la intención de Apple de estrenarlo en China a la vez que en Estados Unidos indica el propósito de la compañía de Cupertino de posicionarse con solidez en el jugoso mercado asiático, donde su competidor Android campaba hasta ahora a sus anchas.

Por su parte, la gama alta se renueva con el iPhone 5S, que mantiene el diseño de su predecesor pero incluye un procesador de 64 bits que duplica el rendimiento y la potencia de los gráficos, una cámara mejorada y un sensor de huella dactilar con el que se puede desbloquear el teléfono y comprar contenidos y aplicaciones. El nuevo iPhone 5C es un heredero casi gemelo del iPhone 5: comparten pantalla retina, tamaño, chip, cámara y conectividad LTE, pero su exterior es plástico y de colores: rosa, amarillo, verde, azul y blanco. Estará equipado con iOS 7 y podrá complementarse con fundas de colores.

En Estados Unidos, sus precios serán de 75 euros y 150 euros en sus versiones de 16 y 32 GB, tarifas vinculadas a contratos de datos con operadoras. La tecnológica estadounidense quiere entrar en nichos más asequibles, pero no ha dejado de lado la gama alta: el iPhone 5S no renueva su aspecto, más allá del color (dorado, gris oscuro y plata), pero ha dado un paso adelante en su tecnología interior. El nuevo chip A7 tiene una arquitectura de 64 bits lo que, según el vicepresidente de marketing Phil Schiller, equipara la potencia del teléfono móvil a un ordenador y una consola. El procesador, inédito hasta ahora en la telefonía móvil, duplica la rapidez y la potencia de los gráficos del actual iPhone 5. Schiller ha destacado que, desde el lanzamiento del primer iPhone en 2007, Apple ha multiplicado por 40 su rendimiento.

El botón de inicio del 5S incluye un sensor de huella digital, llamado Touch ID, con el que el usuario -y los conocidos que él autorice- pueden desbloquear el teléfono o autorizar la compra de contenidos sin necesidad de introducir una contraseña. El nuevo teléfono tiene nueva cámara. Con 8 megapíxeles y una apertura de f/2.2, es más sensible a condiciones de baja luminosidad, captura 10 fotos por segundo e incluye grabación de vídeo en cámara lenta. Además, tiene un flash con doble LED que ajusta la temperatura del color a la hora de iluminar. La batería del teléfono tiene 8 horas de autonomía para navegación con conexión 3G y de 10 horas con WiFi o LTE. Sus precios, unidos a contratos con operadoras, serán de 199, 299 y 399 euros, para los 16, 32 y 64 GB.

Los primeros países que venderán estos iPhones, el 20 de septiembre, serán Estados Unidos, Canadá, China, Japón, Singapur, Australia, Francia, Alemania, Reino Unido y Puerto Rico. La tecnológica ha apuntado que los nuevos dispositivos llegarán a un centenar de países antes de que termine el año, vinculados a acuerdos con 270 operadoras. El precio del iPhone 5C libre será de 599 euros y el del 5S, 699 euros.

La compañía ha hecho hincapié en que los nuevos teléfonos son "respetuosos con el medio ambiente": están libres de PVC, arsénico y mercurio. La nueva versión del sistema operativo móvil, iOS 7, estará disponible el 18 de septiembre para iPhone, iPad y la quinta generación del iPod Touch. El consejero delegado de la compañía, Tim Cook, ha asegurado que el próximo mes se alcanzará el hito de 700 millones de dispositivos comercializados con iOS.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios