Tecnología

La CE sospecha que Irlanda pactó un régimen fiscal ilegal con Apple

  • Si se confirma que las ventajas fiscales para dos de las filiales de la compañía durante más de veinte años fueron ilegales, Bruselas podría exigir a Irlanda que recupere los impuestos no abonados.

La Comisión Europea (CE) sospecha que Irlanda acordó un régimen fiscal ilegal con Apple para que dos de sus filiales en el país pagasen menos impuestos motivada por cuestiones relacionadas con el empleo, según una decisión preliminar sobre este caso publicada este martes. Si se confirma que las ventajas fiscales de las que se beneficiaron Apple Sales International (ASI) y Apple Operations Europe (AOE) durante más de veinte años fueron ilegales, Bruselas podría exigir a Irlanda que recupere los impuestos no abonados, pero solo desde 2003, una cantidad que podría ser elevada.

Estas ventajas "habrían estado motivadas por consideraciones de empleo, lo que no es un razonamiento basado en el principio de trato en condiciones de igualdad", que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recomienda que se respete, asegura la CE.

La Comisión teme que las autoridades fiscales irlandesas aceptasen que Apple calculase el beneficio neto de sus filiales en el país "sin ningún tipo de razonamiento", de manera que podría haber declarado menos beneficios de los que le correspondían y, por tanto, haber pagado menos impuestos. La manera de calcular la asignación de beneficios de ASI y AOE es resultado de una "negociación" más que de una metodología de precio, lo que refuerza la idea de que el sistema acordado por ambas partes no respeta el principio de la OCDE ni sería aceptado por un operador normal del mercado.

"La visión preliminar de la Comisión es que las decisiones fiscales de 1991 y 2007 en favor del grupo Apple constituyen una ayuda de Estado", sostiene la Comisión en la versión no confidencial de su decisión de apertura de la investigación, que firma el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia. Bruselas recalca asimismo que "tiene dudas sobre la compatibilidad de tal ayuda de estado con el mercado interno". La CE recuerda que las ayudas de Estado pueden ser consideradas compatibles con el mercado interno si se aplican en los casos excepcionales permitidos por el Tratado de la UE, pero "no tiene ninguna indicación de que las medidas impugnadas puedan ser consideradas compatibles con el mercado interno". "Las autoridades irlandesas no han presentado ningún argumento que indique que algunas de las excepciones previstas en los artículos 107.2 y 107.3 del Tratado de la UE sea aplicable al presente caso", añade.

La investigación de Bruselas se centra en los llamados "acuerdos previos sobre precios de transferencia", que fijan las tasas que se aplican a determinadas transacciones comerciales entre filiales del mismo grupo, e influyen a la hora de determinar la base imponible. Varias multinacionales como Apple, Amazon, Google y Starbucks han sido criticadas por minimizar el pago de impuestos a través de oficinas en otros países que gozan de mejor trato fiscal. El régimen fiscal de países como Irlanda y Holanda ha motivado protestas de otros socios europeos en numerosas ocasiones por el reducido impuesto de sociedades que aplican a las empresas establecidas en su territorio, aunque las respectivas autoridades nacionales han defendido insistentemente la transparencia y validez de sus sistemas.

El Gobierno irlandés reiteró este lunes que no ha infringido la legislación de la UE sobre la concesión de ayudas estatales a multinacionales como Apple. Una vez que la decisión sea publicada en el diario oficial de la UE, previsto para mediados de octubre, las partes interesadas -la propia Apple, competidores asociaciones, autoridades nacionales, etc- podrán enviar a Bruselas sus comentarios sobre el caso durante un mes, tras lo que la Comisión deberá tomar su decisión final. En principio, estos casos deben resolverse tras 18 meses de investigación, aunque éste es un límite orientativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios