Tecnología

Google compra la empresa de gafas de realidad aumentada North

  • La operación, que podría llevar a la reactivación de las Google Glass, permitirá al conglomerado californiano progresar en su proyecto de 'ambient computing'

Imagen promocional de las gafas de realidad aumentada de North Imagen promocional de las gafas de realidad aumentada de North

Imagen promocional de las gafas de realidad aumentada de North

Google ha anunciado la compra de North, una compañía canadiense especializada en gafas de realidad aumentada. Los detalles de la operación no se han hecho públicos, pero en su blog oficial Google indica que la "experiencia técnica" de North les ayudará a crear "dispositivos y servicios más útiles".

Por su parte, North, fundada en 2012, apunta en su web que finalizan el soporte de sus gafas Focals 1.0 (lo que significa que los usuarios que pagaron mil dólares, luego rebajados a 600, por ellas hace un año pueden guardarlas en un cajón) y que no entregarán las Focals 2.0 que estaban en desarrollo.

La compañía canadiense no pasaba por su mejor momento. A principios de 2019, poco después del lanzamiento de sus Focals 1.0, tuvo que despedir a 150 de sus 400 empleados. Los trabajadores que aún siguen en la firma canadiense no tendrán que mudarse a Estados Unidos tras la adquisición. Se integrarán en las oficinas de Google en Kitchener-Waterloo, Canadá.

Las gafas de North tenían un láser en las patillas que proyectaba imágenes ante quienes las llevaban. Se sincronizaban con los móviles por Bluetooth para mostrar notificaciones, proporcionar direcciones o llamar un Uber, entre otras funciones. Contaban además con interacción visual y por voz gracias a una versión del asistente virtual de Amazon Alexa.

La adquisición podría permitir a Google revitalizar sus propias gafas, las Google Glass, un proyecto nunca abandonado del todo pero que no terminó de encontrar aceptación popular y quedó reservado a un nicho de mercado muy reducido, empresas y desarrolladores.

'Ambient computing'

La operación forma parte de lo que Google llama ambient computing, un concepto que en los últimos tiempos se ha popularizado en Silicon Valley y que en esencia consiste en hacer que todo lo que nos rodea "nos ayude". Va mucho más allá de los hogares inteligentes o los electrodomésticos conectados al móvil o al reloj. Se trata de que cualquier objeto que nos rodee pueda proporcionarnos información, asistencia o realizar acciones que le encomendemos.

Todo conectado, en todas partes y para todos. El sueño de un forofo de la tecnología y los cacharros y la pesadilla de un teórico de la conspiración que piensa que hasta la tostadora (nada inteligente) le espía. Probablemente la realidad estará en algún punto medio entre el sueño y la pesadilla, pero los últimos meses han demostrado que no es fácil predecir cómo será el futuro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios