Tecnología

Jobs termina con los rumores sobre su salud

  • El presidente de Apple, Steve Jobs, anunció que sufre sólo un "desequilibrio hormonal" y que se propone seguir llevando las riendas del grupo estadounidense.

"Como muchos de ustedes saben, he perdido peso durante todo 2008. El motivo  era un misterio para mí y para los médicos", dijo Jobs en una carta abierta a  la "comunidad de Apple". 

"Pero afortunadamente, tras algunos análisis complementarios, mis médicos  creen haber hallado la explicación: un desequilibrio hormonal que me ha  'robado' las proteínas que mi organismo necesita para estar en buena salud",  explicó. 

En un comunicado publicado al alba en California (oeste), Jobs, de 53 años,  dijo que responde así a los rumores que lo colocan "en el lecho de muerte",  para que "todo el mundo pueda relajarse y apreciar el espectáculo" de la  tradicional exposición de Apple en el salón MacWorld de San Francisco. 

Este anuncio ocurre el día de la apertura de la muestra, vitrina de todos  los productos vinculados a Apple. La anunciada ausencia de Jobs a esta  exposición había disparado los rumores sobre su salud, recurrentes desde que  apareció muy enflaquecido en la presentación de la última generación del  teléfono inteligente iPhone en junio. 

En septiembre se lo vio igualmente delgado en la presentación de los nuevos  reproductores de audio digital iPod, dos semanas después de que una agencia de  noticias publicara por error su necrológica. Jobs bromeó al respecto citando al  clásico escritor Mark Twain: "Los rumores sobre mi muerte son muy exagerados". 

Los fanáticos de Apple suspiraron de alivio al enterarse el lunes de que  Jobs, operado de cáncer de páncreas en 2004, no sufre el mismo mal esta vez.  Como consecuencia las acciones del grupo subieron de  4,37%, a 94,54 dólares. 

"No sé nada de hormonas, pero me tengo que tomarme esto en serio", comentó  al canal de noticias financieras CNBC Andy Hargreaves, analista de la firma de  inversiones Pacific Crest Securities. 

Para Jim Goldman, especialista de tecnología de este canal, el anuncio de  Jobs es lo que más temían "los inversores que apostaban contra Apple". 

Jobs, a la cabeza del grupo desde hace 11 años, precisó que el tratamiento  que necesita es "relativamente simple" y que debería permitirle recuperar su  peso normal hacia la primavera boreal. 

"Continuaré actuando como el presidente de Apple durante mi recuperación",  señaló. 

En un comunicado aparte, emitido simultáneamente, el consejo directivo de  la firma con sede en Cupertino (California, oeste) brindó su "pleno y entero  apoyo (a Jobs) durante la recuperación". 

En el sitio especializado PaidContent.org, Staci Kramer vio en estos  comunicados un intento de "aliviar la presión creada por un montón de rumores"  y estimó que Apple cometió un error de comunicación al permitir que se  desataran tantas especulaciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios