Tecnología

Kim Dotcom está más cerca de la extradición a EEUU tras un revés judicial

El Tribunal de Apelaciones de Nueva Zelanda ratificó un fallo a favor de la extradición del empresario alemán Kim Dotcom a Estados Unidos para ser juzgado por violación de los derechos de autor, una decisión que éste recurrirá ante el Tribunal Supremo neozelandés.

El tribunal señaló que la extradición está ahora en manos del Ministerio de Justicia neozelandés, pero Dotcom insistió en las redes sociales en que apelará la decisión ante el Tribunal Supremo y que espera ganar.

En su sentencia, el Tribunal de Apelaciones indicó que "una audiencia de extradición no es un juicio de fondo y las pruebas en las que se apoya Estados Unidos revelan un claro caso prima facie (con indicios razonables) que respalda las acusaciones de que los que apelan conspiraron e infringieron los derechos de autor intencionalmente y en una escala masiva con fines comerciales".

Se trata del tercer revés de Kim Dotcom después de que el Tribunal Superior y otra instancia inferior se pronunciaran, en febrero de 2017 y diciembre de 2015, a favor de la extradición requerida por Estados Unidos contra el fundador del clausurado portal Megaupload y tres de sus socios por 13 delitos, entre ellos el de crimen organizado, lavado de dinero y fraude electrónico.

En su día, el Tribunal Superior consideró que Dotcom, junto a sus exsocios Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk, pueden ser juzgados en EEUU por un caso de fraude, un delito contemplado por el tratado de extradición, pero no por los cargos de violación de los derechos de autor.

Dotcom, que fue detenido en enero de 2012 en la mansión que alquilaba a las afueras de Auckland en el marco de un vasto operativo policial orquestado por el FBI estadounidense, expresó que está "extremadamente decepcionado" por el fallo de hoy porque "no reconoce que no hubo una violación criminal de los derechos de autor".

"La decisión expone a los Proveedores del Servicios de Internet a responsabilidades penales por el mal uso de sus servicios por los usuarios, como se argumenta en mi contra", señaló el informático en un comunicado.

El Tribunal de Apelaciones, la segunda instancia judicial de Nueva Zelanda, señala que ahora el caso está en manos del ministro neozelandés de Justicia, Andrew Little, que deberá determinar si se procede con la extradición en el marco de la Ley de Extradición de 1999 que rige al país oceánico.

Pero Dotcom aseguró que seguirá dando batalla legal y que acudirá al Tribunal Supremo del país.

"Muchos casos no se ganan en el Tribunal de Apelaciones o en los tribunales inferiores, sino que se ganan en el Tribunal Supremo. Mi caso será uno de estos", precisó el empresario radicado en Nueva Zelanda.

Las autoridades estadounidenses creen que Megaupload, el portal de descargas fundado por Dotcom, ganó unos 175 millones de dólares (149 millones de euros) por el alojamiento de material ilegal entre sus 50 millones de usuarios.

Si Dotcom y sus exsocios son hallados culpables en Estados Unidos pueden ser condenados a varias décadas de cárcel en ese país.

Hasta ahora, de los siete miembros de Megaupload imputados en EEUU solo ha sido condenado el programador estonio Andrus Nomm, al que se le impuso una pena de poco más de un año de cárcel en ese país, que ya ha cumplido, tras admitir que violó los derechos de autor.

El fundador de Megaupload, nacido en 1974 en la ciudad alemana de Kiel y bautizado como Kim Schmitz, se cambió el apellido a Dotcom en 2005 en honor a la tecnología que le ayudó a amasar una fortuna gracias al intercambio de ficheros en internet.

De dos metros de altura, 130 kilogramos de peso y sin estudios universitarios, Dotcom estuvo detrás de diversos proyectos como la quebrada compañía de seguridad informática DataProtect y era conocido por llevar una vida de lujos en Hong Kong o Nueva Zelanda.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios