Tecnología

Libranda arranca el 15 de julio con 2.000 libros digitalizados

  • Los grandes grupos editoriales crean una plataforma para comercializar sus libros electrónicos a través de las páginas web de las librerías.

Libranda, la plataforma digital independiente que los grandes grupos editoriales españoles han formado para la comercialización del libro electrónico, arranca el 15 de julio con unos 2.000 títulos de sus diferentes catálogos, que se venderán a través de las páginas web de las librerías. Obras de autores como Ken Follet, Miguel Delibes, José Saramago, Carlos Ruiz Zafón, Juan José Millás, Arturo Pérez-Reverte y Javier Marías estarán disponibles desde el principio en esta gran plataforma digital, que se ha presentado en Madrid.

Los siete grupos fundadores de Libranda son Planeta, Santillana, Random House Mondadori, SM, Roca Editorial, Grup62 y Wolters Kluwer, y a ellos se han sumado ya sellos como Anagrama, Salamandra, Acantilado, Maeva, Siruela, La Galera y Quaderns Crema. En las próximas semanas se espera que lo hagan otros muchos, porque es un proyecto "abierto a todas las editoriales", según afirmó Arantza Larrauri, directora general de Libranda.

La nueva plataforma no venderá directamente al público, ya que su intención es respetar "la cadena de valor del libro promoviendo la labor cultural de los autores y agentes, de las editoriales y de las tiendas en internet. Los libros se comprarán a través de las páginas web de las grandes cadenas de librerías (El Corte Inglés, Casa del Libro y FNAC, entre ellas), de tiendas especializadas en venta de libros electrónicos y de una decena de librerías de toda España. Esta cifra irá aumentando en las próximas semanas porque ya hay más de 70 establecimientos interesados. Los libros digitalizados costarán entre un 20 y un 30 por ciento menos que los de papel, como media, si bien cada editorial decidirá sus precios y los títulos que pondrá a disposición del lector.

Libranda también ofrecerá "servicios auxiliares" como herramientas de marketing y promoción de las librerías y editoriales. "Libranda es un motor de distribución para que cuando un usuario quiera comprar on line pueda hacerlo", aclaró Arantza Larrauri. Por ahora distribuirá los contenidos de las siete editoriales fundadoras y también los contenidos digitales de Ediciones Maeva, Salamandra y Anagrama, Acantilado, Quaderns Crema, ediciones Siruela y La Galera. Pero en el futuro se cerrarán acuerdos con otras editoriales.

Los usuarios o lectores a través de Libranda podrán buscar un título, acceder a las tiendas on line conectadas mediante un enlace y comprar el contenido que se descargarán en su dispositivo. Serán posibles doce descargas, pero pretenden rebajar el número. Además, en el futuro, Libranda ya ha pensado en otros modelos de negocio como el streaming, el préstamo o la suscripción. Los ficheros de descarga tendrán el formato Epub, por lo que se podrán leer en todos aquellos dispositivos que acepten este formato. Más adelante se podrán almacenar y descargar pdf, pdf print on demand y todos aquellos formatos que sean "relevantes" en el mercado digital.

Para luchar contra la piratería, sus responsables "garantizan la seguridad y la protección de sus contenidos depositados en su almacén digital" pero precisan que la mejor arma contra la piratería es la "concienciación" y la "educación". "A largo plazo, la piratería puede ser un gran atentado contra el acervo cultural", advirtió Jesús Badenes, director general de la División Editorial Librerías del Grupo Planeta. En cuanto a la incorporación de títulos, cada editorial marcará su política y establecerá qué novedades y qué libro de catálogo pondrá on line, una vez que se hayan obtenido los derechos electrónicos. "La voluntad de Libranda es tener los títulos de más rabiosa actualidad, pero será decisión de las editoriales", aclaró Larrauri.

Derechos electrónicos

Conseguir los derechos electrónicos de cada autor es uno de los grandes caballos de batalla por ser un proceso "arduo y lento", según explicó Blanca Rosa Roca, directora general de Roca Editorial. "Muchos autores están todavía a la expectativa a ver qué pasa y por eso no han firmado. Pero cada mes pretendemos incluir títulos nuevos", alegó.

Otra de las luchas es la reducción del IVA del 18% al 4% (como el libro de papel), una medida anunciada por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, pero rechazada por Bruselas. En este sentido, los responsables de Libranda resaltaron que tienen el compromiso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero de llevar este problema al seno de la Unión Europea. Respecto a la posible desaparición del libro de papel, Jesús Badenes alegó que los dos modelos "convivirán juntos durante mucho tiempo" y precisó que con los libros electrónicos se espera captar a muchos jóvenes y adultos, que no leen habitualmente o que no les interesa el formato papel.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios