Tecnología

Trump amenaza con cerrar redes sociales tras marcar Twitter sus mensajes como poco fiables

  • Twitter incluye entre sus herramientas opciones para proteger a los usuarios contra informaciones falsas sobre temas sensibles como la crisis del coronavirus o los procesos electorales

  • El presidente de EEUU ha iniciado una campaña contra el voto por correo basada en falsedades que la red social está señalando

Uno de los mensajes de Donald Trump marcados por Twitter Uno de los mensajes de Donald Trump marcados por Twitter

Uno de los mensajes de Donald Trump marcados por Twitter

Regular o cerrar las redes sociales porque "silencian a las voces conservadoras". Es la (pen)última amenaza del presidente de EEUU, Donald Trump, tras ver cómo Twitter ha comenzado a mostrar avisos bajo algunos de sus mensajes porque su contenido es poco fiable.

Es una política que la red social ha ido implementando progresivamente en los últimos meses y que se ha acelerado con la actual pandemia del coronavirus. Facebook, WhatsApp, YouTube y buscadores como Google o DuckDuckGo, entre otros servicios, han ido introduciendo estas alertas, junto a enlaces a fuentes oficiales, en mensajes con información errónea sobre la Covid-19.

Mucho antes de la crisis sanitaria, las principales redes sociales ya comenzaron a trabajar para evitar lo ocurrido con el referéndum del Brexit o las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 que ganó Trump. En ambos procesos hubo sospechas más que fundadas de que las campañas ganadoras (con o sin ayuda de países ajenos) manipularon a los votantes con prácticas que bordeaban lo delictivo.

Donald Trump. Donald Trump.

Donald Trump. / JIM LO SCALZO, EFE

Twitter actualiza sus normas

Twitter ha aprovechado que se acercan las próximas presidenciales en EEUU de noviembre para actualizar el apartado de sus normas relacionado con los procesos electorales, en el que se prohíbe, por ejemplo, publicar "información engañosa sobre los procedimientos para participar" o "sobre procedimientos o técnicas del proceso que podrían disuadir a las personas de participar".

Algo que Trump ha hecho en el tuit que ha desatado esta polémica, en el que comentaba la decisión del gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, de enviar papeletas de voto a todos los votantes registrados del estado como medida excepcional ante la pandemia.

El presidente de EEUU aseguró que las papeletas de voto por correo son "fraudulentas. Robarán los buzones, falsificarán las papeletas e incluso se imprimirán de forma ilegal y se firmarán de forma fraudulenta". Y continuaba (rara vez tiene bastante con un solo tuit) acusando al gobernador de California de enviar papeletas a todo el que viva en el estado, papeletas que llegarán acompañadas de "profesionales" que dirán a esas personas qué deben votar.

Bajo esos tuits, y otros similares, Twitter ha incluido un aviso, con un enlace, para acceder a información veraz sobre el voto por correo.

No le ha gustado, claro. Sobre todo porque el enlace lleva a informaciones de medios como la CNN o el Washington Post, que tan poco gustan al actual inquilino de la Casa Blanca.

Tras darse cuenta de la coda con que la red social remata sus mensajes, ha seguido una ristra de tuits en los que ha acusado a la compañía de interferir en las elecciones, se ha quejado de que se silencia a las voces conservadoras y ha amenazado incluso con cerrarlas porque se está coartando su libertad de expresión

El último mensaje (por ahora) anuncia "una gran acción" que, como es habitual en él, no concreta. Y que, como casi todas sus amenazas, quedarán salvo sorpresa en eso, en un puñado de tuits airados que parecen escritos por un adolescente en guerra con el mundo y no por el presidente de Estados Unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios