Sentido del humor y sensatez

José Luis Martínez-Almeida da ejemplo en 'El Hormiguero'

  • El alcalde madrileño se divirtió en el programa, y se notó, dio titulares, cantó con su clon y mostró la naturalidad de un político para sacar partido a su aparición en TV

  • La entrega tuvo 3,8 millones de espectadores

Pablo Motos entre Carlos Latre-Almeida y el propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida Pablo Motos entre Carlos Latre-Almeida y el propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida

Pablo Motos entre Carlos Latre-Almeida y el propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida / Atresmedia

El alcalde de Madrid no es muy agraciado, la verdad, y de estatura se pelea en centímetros con Pablo Motos, como arrancó el programa de este martes, pero por naturalidad y sinceridad honesta hay pocos como José Luis Martínez-Almeida y lo demostró en El Hormiguero.

La entrega de ayer con el político del PP ha sido de las mas vistas del programa en los últimos años, siendo lo más seguido del martes además, con 3,8 millones de espectadores, 21,7%. En este caso la primera visita de este político se recibía con interés pero además no defraudó en absoluto. Martínez-Almeida se rio de lo lindo y demostró que su talento es comunicar y brindar la mejor imagen. Encontrarse a gusto ante un clon como el interpretado por Carlos Latre está al alcance de pocos dirigentes, que suelen tener el ego sensible a incomodidades.

Por reírse de sí mismo, el alcalde incluso se lanzó a cantar en karaoke con su otro yo y con el tema que se ventila en los karaokes festeros, el Hey de Julio Iglesias, al que admira.

El destino no ha llamado a Martínez-Almeida por el mundo de la música, pero lo compensa con otras cualidades evidentes, como  el sentido del humor, la  espontaneidad y una sensatez que se prodiga poco.

Motos le aguardaba con la típica prueba a la que ha sometido a otros políticos invitados al programa como adjudicar a amigos y rivales muestras de confianza. Con Pablo Iglesias planearía un atraco y a Pedro Sánchez no le dejaría nunca las llaves de su piso ("ni le compraría un coche de segunda mano", añadió varias veces).

Cayetana Álvarez de Toledo, Inés Arrimadas y Santiago Abascal fueron halagados por el alcalde, que por supuesto subrayó sus mejores palabras hacia Pablo Casado y ya entregó su veneración a la presidenta Isabel Díaz Ayuso.

Martínez-Almeida ha salido aún más revalorizado de su paso por El Hormiguero como un político cercano, informado y que como pocos sabe reírse de sí mismo. No es lo más frecuente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios