Estreno de la 4ª edición

Sorpresa en la primera eliminación de 'Masterchef'

  • Los Chunguitos sobreviven una semana tras un desastroso debut gracias a formar parte del equipo adecuado en la prueba por grupos

El actor sevillano Félix Gómez en la primera prueba de este miércoles El actor sevillano Félix Gómez en la primera prueba de este miércoles

El actor sevillano Félix Gómez en la primera prueba de este miércoles / RTVE

Ha sido una carta de presentación divertida que augura una buena edición en la que al menos seguirán adelante la pareja que más curiosidad ha despertado en el arranque de Masterchef Celebrity. A Los Chunguitos, Juan y José, les ha bastado cinco minutos de preparación y estar en el equipo adecuado para sobrevivir al menor la primera semana del programa. Para la cara que le echan y el poco espíritu de sacrifico que despiertan han ido sobrados de suerte. El primoroso Juan Avellaneda, en estos momentos el rival a batir, tuvo la consideración de incluirlos en su equipo en la prueba por grupos, en un chiringuito joyero a mayor gloria de la marca de Jordi Cruz, donde cayeron en el desastre la otra formación liderada por Ana Obregón, que se marchó a pique por la caraja de la que fuera sex symbol español de los 80.ç

Porque la primera que se ha marchado de esta edición, donde están Los Chunguitos que son los concursantes más dejados y cantarines que pueda tener cualquier programa, ha sido Anita la Fantástica. Ana Obregón llegó a quejarse de que su público la defenderá de las críticas del jurado de Pepe-Jordi-Samantha. Pero no, su eliminación estaba justificada por el naufragio con caligrafía de churrete y chocolate que perpetró en la prueba eliminatoria. Antúnez, el baloncestista, se lió con el jamón, pero ni por esas pudo hacerlo peor que la Obregón.

La que fuera pareja televisiva de Ramontxu, al que parece que siempre está echando en falta, destacó en la primera prueba de tema libre (limitado en esta ocasión a lo vegetariano), y tras comenzar con buen pie terminó de tirar por tierra todo con su fiasco de menú colectivo y el atún con chocolate y papaya con el que se estrelló  (ella creía que debía utilizar todos los ingredientes que le tocó en suerte). Ana ha pasado una mala racha con el cáncer que sufre su hijo Álex y Masterchef parecía su válvula de escape. Ha caído cuando sólo nos había obsequiado con unas cuantas quejas y mohínes pero puede ser rescatada en cualquier momento. Algo así ya le pasó a su 'comadre' Antonia Dell'Atte.

Y por ahora tendremos ahí a Los Chunguis. José coció un poco de arroz en blanco y le puso por encima un sofrito de tomate y pimiento: un plato de estudiante vago. Juan fue más allá, hizo una ensalada al uso, sin ni siquiera enjuagar la espinaca, y le sobró todo el tiempo del mundo en la prueba, para sorpresa (y también cachondeo) del jurado.

Entre los que pintan mal: Elena Furiase, que se estrenó con su engrudo de quinoa, El Sevilla y su sufrimiento ("Sevilla tiene un color especial" le canturreó Pepe Rodríguez en pleno sofoco) y una Yolanda Ramos que aunque se redimió con unas croquetas de bacalao comenzó combinando lentejas con aguacate.

Entre los que han empezado con primor, además de Avellaneda, Ana Milán, fabulosa en su presentación de los platos ante los amigos de Jordi (todo lo contrario que la parlanchina Anita), y la siempre antipática Marta Torné. A los deportistas, el mencionado Antúnez y a Almudena Cid, despatarrada, para presentar su merendola final, se les supone espíritu de superación. Y por ahí anda Félix Gómez, con pundonor; y Álex Adrover, un pijo que dejó todo por medio.

Ah, y por supuesto Tamara Falcó. De algodón. Dulce. Lamiosa como la lechuga aliñada al cabo de 24 horas. Divina y encantadora. Con su personal de servicio en Villa Meona animándola. Se ha ido Ana pero nos queda Tamara  (y Los Chunguitos) en el papel de Carmen Lomana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios