Cadenas públicas

Las autonómicas justifican su retroceso por cuestiones económicas

  • Las cadenas de la FORTA, incluida Canal Sur, elabora un informe sobre la reducción casi a la mitad de su dotación presupuestaria

La contertulia Empar Moliner quema la Constitución en el matinal de la catalana TV3 La contertulia Empar Moliner quema la Constitución en el matinal de la catalana TV3

La contertulia Empar Moliner quema la Constitución en el matinal de la catalana TV3 / TV3

Los presupuestos de las radiotelevisiones públicas autonómicas de España se redujeron un 47% entre los años 2011 y 2018, lo que desemboca en una brecha con las televisiones similares en Europa, donde modelos similares al español como el alemán o el belga duplican o triplican los presupuestos de los medios de la FORTA.  Es una de las principales conclusiones del II Estudio Panorama actual y tendencias de la radiotelevisión pública en Europa, encargado por el conjunto de las autonómicas  para analizar la evolución del impacto de los servicios audiovisuales públicos en un entorno social y económico, así como los desafíos a los que se enfrentan ya que se encuentran todas en una delicada posición de prestigio e influencia. 

El informe señala que las radiotelevisiones públicas autonómicas redujeron en un 47%  su presupuesto entre 2011 y 2018, con un recorte de 509 millones de euros, mientras que  las corporaciones regionales de Alemania aumentaron un 6 % entre 2011 y 2016 y las de Bélgica un 8%.  El  profesor especialista en comunicación de la Universidad de Santiago de Compostela, Francisco Campos, insiste en que la recuperación económica de los últimos años no se ha trasladado a la dotación de las autonómicas. Así,en  2016 el presupuesto medio de la Forta  suponía un 1,12 % del PIB, cifra que distaría de la media de la UE, en 2,25 euros. Desde el informe se hace eco de la reclamación de estas cadenas por su “debilidad de la financiación si se compara con la media europea”. 

Además, el coste por habitante de la radiotelevisión autonómica en España es 27,6 euros por habitante frente a una media europea de 65 euros. En cuanto al conjunto de los medios audiovisuales públicos de España,  con RTVE incluida,  se ha pasado de 60 euros por habitante, en 2010, a menos de 44 euros en 2016, un tercio menos que la media europea, y muy lejos de países como Dinamarca con 160 euros por habitante o Reino Unido, con 113 euros. 

La media de ingresos del servicio público de radiotelevisión en la UE es de 152 euros por hogar (2016), algo por debajo de los 160 de 2010 y hay grandes diferencias entre las economías del norte, frente a los países del este y mediterráneos. En este período el informe detalla que los medios audiovisuales públicos españoles experimentaron uno de los mayores recortes presupuestarios de la UE en el periodo 2010-2016 (-27 %), sólo superado por los ajustes de Portugal  (-30 %) y Grecia (-50 %).  

Para el presidente de la FORTA, Antonio Virgili, los medios audiovisuales públicos son responsables de la preservación de la diversidad y competencia audiovisual, del interés por los contenidos de proximidad, del apoyo y potenciación de las industrias culturales y creativas regionales o locales. 

Frente a este informe, con las debilidades presupuestarias, están las críticas de lamentables contenidos y endurecimiento de las condiciones de la productoras, para mantener una abultada plantilla, como es el caso de Canal Sur;los discretos índices de audiencia de todas las autonómicas, que  de media han visto mermada su audiencia a la mitad desde hace diez años; o el sesgo partidista y herramienta de tesis independentistas como son los casos de la ETB vasca y especialmente de la desprestigiada catalana TV3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios