CINE

¿Dónde está el cine español?

  • Las privadas sólo emitieron 101 películas nacionales en 2017, las de sus respectivas productoras

  • La 1 ofreció muchos más telefilmes alemanes que títulos españoles

'Ocho apellidos catalanes', la película más vista por la audiencia española en 2017, en Telecinco y Cuatro. 'Ocho apellidos catalanes', la película más vista por la audiencia española en 2017, en Telecinco y Cuatro.

'Ocho apellidos catalanes', la película más vista por la audiencia española en 2017, en Telecinco y Cuatro. / mediaset

Comentarios 5

Podemos responder con rapidez: el cine español en la TDT está en La 2, en parcelas escoradas por Paramount Channel o Andalucía TV y rescatado en títulos casposos por La 1, Trece o Canal Sur. Para las grandes privadas el cine made in Spain es el de los títulos de sus respectivas productoras (Telecinco Cinema, Atresmedia Cine), donde la calidad es dudosa en la mayoría de sus obras de cumplimiento obligatorio, trufadas de rostros que ya conocemos de sobra de las series televisivas.

La amplia TDT no da una cabida comprometida a la industria audiovisual española. Las series y factuals norteamericanos inundan las cadenas menores y los telefilmes alemanes o austríacos se prodigan con los norteamericanos (se incluye Canadá) en las sobremesas de los fines de semana por Antena 3 o La 1. En el principal canal público en 2017 se programaron 93 películas españolas, en su mayoría de producción reciente participada por RTVE, pero ese número es menos de la mitad respecto a los títulos alemanes emitidos en La 1, que sigue contando con la incombustible ventana añeja de Cine de barrio.

El humor trasnochado, aunque celebrado por la envejecida audiencia, de Paco Martínez Soria o Alfredo Landa, con proclamas reaccionarias que son indudablemente políticamente incorrectas para el siglo XXI, sigue siendo una parcela fija en las tardes de los fines de semana, sin mucha más opción para los realizadores nacionales, en esa crisis continua en la que se encuentra el audiovisual patrio.

La que salva las cifras de escaparate nacional en la TDT es La 2, con la irregular franja de Historia de nuestro cine, donde han entrado películas sublimes, o al menos heterodoxas, y otras bien prescindibles para el prime time. La 2 ofrece a diario, a las diez (algo más tarde los domingos), su película española, de distintas décadas, con un título europeo los sábados. En total La 2 emitió 650 películas en 2017 (junto con La 1 TVE ofreció el 86,6% del cine nacional emitido en las generalistas). La mitad de esas películas fueron al margen de la ventana estelar y con producciones de serie B en un gran porcentaje. La 2, con esas extrañezas de su parrilla, dedica el mediodía a spaghetti westerns, piratas, peplums y géneros similares de coproducciones sesenteras españolas. Entre esas cintas matinales (y redifusiones de madrugada) no hay ninguna que pueda lucirse para la historia, pero dan cierta utilidad a TVE de inflar datos de presencia de cine español. Entre las grandes privadas reunieron sólo 101 títulos.

La actual Ley Audiovisual obliga a las cadenas producir series y películas, un 5% de sus ingresos (6% para TVE). En los últimos datos que se disponen, los de 2014, aportados por Competencia, los operadores audiovisuales destinaron 212 millones a ficciones, de los que 57,5 millones fueron al cine (a regañadientes para las privadas, pese a que ya sacan rendimiento). Entre series y cine Mediaset aportó 55,5 millones a sus producciones (12,9 millones a películas); RTVE, 48,7 millones (18,6 en cine); y Atresmedia, 41 millones (11 millones para películas), superando todas ellas con creces la cuota mínima del 5%.

Esa producción por ley se refleja en audiencia en los títulos más comerciales. Ocho apellidos catalanes fue la película más vista el pasado año, en Telecinco, con más de 5 millones de espectadores, 33,9% (más otro millón en Cuatro), y tras Cincuenta sombras de Grey las otras dos más vistas fueron Perdiendo el Norte (A-3), 3,6 millones; y Ahora o nunca (A-3), 3,5 millones, 18,8%, a mayor gloria de Dani Rovira. Tras estos taquilleros títulos de cine nacional, el vacío. La lista la proseguirían blockbusters de lo más típico como delatan sus nombres: El protector, Caminando entre las tumbas... El cine minoritario (o los cortometrajes) está ausente incluso de las cadenas menores de la TDT por lo que las plataformas se convierten en la alternativa: Movistar +, Netflix (que ya ha producido varias películas nacionales) o Filmin, el servicio más destacado para revisitar bajo demanda títulos clásicos. Son las opciones más útiles para una pantalla pobre en producción española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios