DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

TV-Comunicación

"La cuarta entrega de 'La casa de papel' será la más traumática"

  • Alex Pina y Esther Martínez Lobato, el alma de La casa de papel, presentaron esta semana pasada la segunda parte de El embarcadero, coproducción de Movistar+, Atresmedia Studios y Vancouver Media, que se estrenará el 17 de enero

PORTADA PORTADA

PORTADA / MOVISTAR+

Son los creadores de ficción del momento, y no solo en España. El fenómeno global de La casa de papel (LCDP) los ha convertido en una de las productoras más solicitadas de Europa para el mundo. Los ganadores de un Emmy, Alex Pina y Esther Martínez Lobato, acaban de presentar en el MiM Series, que celebra su séptima edición en Madrid hasta el próximo 17, la despedida de El embarcadero, una producción que les obligó a investigar en las emociones de los personajes, "lejos de la acción y la parafernalia" del éxito de Netflix. Los seguidores de este thriller dramático podrán ver a partir del 17 de enero (Movistar+) el desenlace de este triángulo amoroso rodado en la Albufera valenciana. Sus autores, además, desvelan por dónde van los tiros de sus tres ficciones más esperadas: la cuarta entrega de La casa de papel (LCDP), y el estreno de Sky Rojo, una serie dura que les ha quitado el sueño, y White Lines, una coproducción internacional junto a los creadores de The Crown.

 -¿Trabajar con Netflix es tan apetecible como puede parecer?

Alex Pina: Tenemos libertad absoluta. Estamos haciendo cosas ‘demenciales’ que pondrían en alerta a todos los ángeles y no solo nos lo permiten, lo promueven. La relación es maravillosa.

-¿Cómo es trabajar en los guiones a dos manos?

Esther Martínez: Cada guionista tiene una visión del mundo y lo que hace un buen equipo es que todas esas miradas sean complementarias. Para que los proyectos tengan esa dimensión importante y resulten divertidos deben estar hechos con todas esas miradas que se complementan.

ELEMBARCADERO ELEMBARCADERO

ELEMBARCADERO / MOVISTAR+

-¿Desde Los hombres de Paco, vuestro primer trabajo conjunto, ha cambiado el proceso de elaboración los textos?

A: El mundo creativo cambia, sobre todo en este en el que el espectador es cada vez más exigente. Eso nos obliga a reciclarnos de aquella televisión lineal a lo que hacemos ahora, que tiene una concepción más contemporánea e internacional. La primera serie tras ese cambio de chip fue Vis a vis, en la que variamos hasta la manera de dialogarla. Pero en todas añadimos algo nuevo, partimos los tiempos como hemos hecho con El Embarcadero, algo que antes era impensable y hoy en día es imprescindible.

-Vancouver Media está centrada en la producción para plataformas, pero ¿qué les parecen las series que se hacen para el abierto?

A: El modo de consumo también ha cambiado porque ahora los espectadores tienen la posibilidad de elegir el contenido que quieren ver, cuándo y cómo. Vis a vis y La casa de papel son series de plataforma hechas en televisión generalista, con lo cual, no es una cuestión de historias, sino de cómo consumimos esa ficción.

E: Con Vis a vis decidimos correr la cortina para ver fuera cosas como Breaking Bad y empaparnos. Empezamos a narrar de otra manera y, por primera vez, una serie española se emitió en Channel Four. Luego llegaron La casa de papel o el Embarcadero, que nos permitían abordar otros géneros, y ahora estamos con Sky Rojo, que es para volarse la cabeza. Los españoles tenemos que ser más ambiciosos y creernos que tenemos un montón de talento porque fuera se valora mucho.

ESTHERMARTINEZ ESTHERMARTINEZ

ESTHERMARTINEZ / MOVISTAR+

 La peligrosa fina línea de la banalización

¿Por qué Sky Rojo es tan demencial?

A: Es muy dura porque habla de prostitución. Es muy complicado hacer ficción con un tema con el que no puedes banalizar. La forma de llegar a un público grande es hacer entretenimiento puro y debajo meter tus Caballos de Troya, LCDP es así.

E: El tema en sí mismo es muy complicado por el temor a hacer lírica con algo tan sórdido. Además, el formato nos está dando vueltas en la cabeza porque son capítulos de 22-23 minutos con el mismo número de secuencias que una serie de 50…

A: Tenemos que tratar de ir por delante, o por lo menos intentarlo, y Sky Rojo va por delante.

-¿El éxito de LCDP les carga de responsabilidad, pone el listón más alto?

A: Es un privilegio sentir ese vértigo porque eso nos permite que fuera se nos escuche mejor. Somos unos perturbados de la autocrítica y nos soltamos una secuencia hasta que no está bien, hacemos 30 versiones de guion.

-¿Qué tal ha sido la experiencia de trabajar en White Lines con los creadores de The Crown?

A: Un experimento antropológico porque hemos fusionado dos mundos que no creía que fueran tan diferentes como el anglosajón y el latino-español. Ha sido muy interesante ver como nuestra escritura, muy excesiva en muchas cosas e hiperbolizada emocionalmente, se ha convertido en otra cosa al filtrarla por lo anglo. Netflix Los Ángeles está encantada y ya estamos en postproducción.

-¿Qué ven para inspirarse?

A: Muchas veces un videoclip musical nos da muchas ideas. Con Sky… nos hemos metido a hacer Tarantino en estado puro.

E: Por la estética también, tiene algo muy impactante. Ojalá nos salga como lo tenemos en la cabeza porque acabamos de empezar a rodar.

"A lo mejor hace 15 años LCDP no hubiera calado tanto"

CASADEPAPEL4 CASADEPAPEL4

CASADEPAPEL4 / NETFLIX

-Sabemos que los contratos de confidencialidad os impiden adelantar nada, pero ¿una pista de la cuarta entrega de los ladrones más famosos del mundo?

A: Será la más traumática de todas.

-¿En qué momento son conscientes del pelotazo de LCDP?

E: Creo que cuando nos piden firmar camisetas o veo gente que se tatúa la cara del profesor, es increíble.

A: Tampoco te das cuenta en ese momento en el que sale un campo de fútbol con gente vestida con el mono rojo, sino cuando acudes a dar una charla y preguntas quién ha visto la serie y la respuesta es abrumadora.

 E: Fue emocionante en los Emmy, a los que vas como el pariente pobre. Cuando dijeron el ganador, todo el mundo se levantó y aplaudió, en ese momento te das cuenta de lo cerca que estás de gente tan lejana.

-¿En el éxito de LCDP ha tenido algo que ver el momento social de escepticismo global?

A: Sin duda, por la sensibilidad y esa sensación de escepticismo. Sucede con todas las ficciones, a lo mejor esta misma serie hace 15 años no hubiera calado tanto como lo ha hecho ahora.

ALEXPINA ALEXPINA

ALEXPINA / Movistar+

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios