TV-Comunicación

'Las mañanas de Cuatro' cierra hoy por su posición incómoda

  • La tertulia matinal se inició hace 12 años con Concha García Campoy

  • Javier Ruiz relevó a quien le dotó de su enfoque inconformista, Jesús Cintora

Comentarios 3

Cuando hace un mes Mediaset anunció la cancelación por sorpresa de Las mañanas de Cuatro tras la decisión se observaba un acercamiento de la compañía al Gobierno de Rajoy, eliminando lo que se consideraba el programa más molesto para el entonces inquilino de la Moncloa. Ha cambiado todo en tan poco tiempo que la competencia directa de Al rojo vivo ha sobrevivido al Gobierno que recomendó su cierre, tal como llegó a comentar su conductor, Javier Ruiz, que reconoció su pecado de pluralismo.

Las amplias parcelas a la oposición molestaban al anterior gobierno y Mediaset vio una oportunidad con el inicio del Mundial en un replanteamiento de su parrilla de actualidad. El lugar de Las mañanas de Cuatro lo toma desde mañana viernes Mujeres y hombres y viceversa, a partir de las 12.30. El declive en seguidores de los tronistas llevó a reservar este contenido de Telecinco a Cuatro, tras el informativo de sobremesa, pero desde mañana regresa a la franja donde mantuvo su popularidad.

El canal que cambia la cara a esa hora será Telecinco con Ya es mediodía. Una tertulia de actualidad política con Sonsoles Ónega que irá de una y media a tres. Con este relevo se crea un formato de línea más moderada que el de Javier Ruiz y que despide un espacio que superaba los 750.000 espectadores de media, en pugna directa con La Sexta.

Ruiz procedía de la SER como su antecesor, el soriano Jesús Cintora, quien dotó al magacín el brío que demandaba la audiencia del mediodía. Era la primavera de 2013 (Cintora se estrenó en este programa el 6 de mayo de dicho año), cuando irrumpía con fuerza Pablo Iglesias y el entorno germinado al calor del 15-M (de 2011). El espíritu crítico y la indignación llevaron a esta espacio a sus cotas mayores de seguidores. Y de incomodidad. En marzo de 2015 la dirección de la casa cesaba al conductor de Las mañanas de Cuatro, quien también había dado muestras de no tener un talante amable hacia el equipo. Con Ruiz, veterano analista económico en la radio, el espacio se templó sin renunciar al tono inconformista. El formato fue condenado antes de tiempo a la vista de lo sucedido en estos días.

El matinal de Cuatro nació en 2006, al poco de iniciar las emisiones la cadena de Prisa en abierto, con Concha García Campoy, como alternativa a Ana rosa o a Inés Ballester en La 1. El magacín generalista pasó a un horario más tardío en 2011, tras la compra de Cuatro por Mediaset. La fallecida Campoy pasó a primera hora en Telecinco y su lugar en el mediodía lo ocupó Marta Fernández que no llegó a destacar en este espacio. Con Cintora Las mañanas de Cuatro se revolucionaron dos años después hasta caer hoy en combate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios