Estreno de 'El tirón'

El rosco de 'Pasapalabra' se convierte en un alfajor

  • Mediaset prueba con un formato 'low cost', con Christian Gálvez, Rafa y Orestes, para los huérfanos del desaparecido concurso. Ahora se deben responder 12 preguntas del tirón 

Orestes en su primer reto en 'El tirón' Orestes en su primer reto en 'El tirón'

Orestes en su primer reto en 'El tirón' / Mediaset

Los espectadores añoran Pasapalabra y Mediaset no ha llegado a un acuerdo con ITV Studios para rescatar el formato a raíz de la demanda del proceso iniciado en 2011 sobre el pago de derechos de explotación. El Tribunal Supremo dio la razón a la productora británica  y la cadena española ha comprendido que no hay nada como Pasapalabra para congregar audiencia en vísperas de los informativos de la noche para dar paso, con el retraso habitual a Pedro Piqueras. Y con ¡Boom! enfrente, el rato de los juegos antes de cenar se había quedado en manos de Antena 3.

Así que para los nostálgicos de un rosco que por ahora no puede emitirse, Telecinco convoca a los espectadores a reencontrarse con la voz de Christian Gálvez y a la sabiduría sin estridencias de Rafa y Orestes, la pareja de concursantes que dejó en alto el esfumado bote del rosco. Este viernes han comenzado de nuevo, begin the beguine, como decíamos ayer, con un nuevo pasatiempo titulado El tirón. Pero en lugar de "con la a", el enunciado, sin pistas, se limita directamente a la pregunta.

¿Y cómo es él, cómo es 'El tirón'?

El rosco se ha convertido en una torre, con aciertos que escenifican en forma de barras, en ascenso, con unos efectos sonoros que ponen en tensión al jugador y espectador a medida que se van acertando preguntas de cultura general.  Con 150 segundos de tiempo, Hay que ir escalando la torre, una escala de alfajores, hacer "del tirón" 12 respuestas, 12, para alcanzar el nuevo bote. Se ha partido desde 50.000 euros.

Sí, no es Pasapalabra, eso ya lo sabíamos. De hecho el juzgado apercibió con su sentencia a Telecinco que no podía emitir el formato pero tampoco nada que se pareciera. En puridad El tirón tiene todos los ingredientes de su antecesor pero en lugar de confeccionarse un rosco precedido por famosos, como una receta de Ferrán Adriá, se ha creado un alfajor (no argentino, sino de los de Medina Sidonia), se ha reducido el juego a la expresión esencial.

Por ejemplo ¿cuál ha sido la primera pregunta?... "¿Qué legendario rey tenía una espada que se llamaba Excalibur?"

Carlota Corredera da la bienvenida a Rafa, Orestes y Gálvez Carlota Corredera da la bienvenida a Rafa, Orestes y Gálvez

Carlota Corredera da la bienvenida a Rafa, Orestes y Gálvez / Mediaset

El tirón se presenta como tentativa (el proceso de Pasapalabra le va a costar como mínimo a Mediaset uno 12 millones de euros) y por eso ni siquiera tiene espacio propio en la parrilla sino que ha nacido como sección de Sálvame Banana, el relevo en el horario del fulminado concurso anterior, dando paso a sus tres integrantes y con un decorado, con los dos atriles correspondientes, dentro de la misma banana. y tras darles paso como vecina que cede la cocina, Carlota Corredera. Ha durado 20 minutos, a ver qué pasa, habrán pensado.

Se ha emitido en directo, vaya vértigo para todos los implicados, con Gálvez como mucho oficio, acelerando en los enunciados como le hemos visto en todos estos años, y con la interacción ruidosa del público, que pasa así en la misma tarde de aplaudir a Kiko Fernández a animar el empeño de Orestes.

Un Pasapalabra que no es Pasapalabra, sin famosos, sin estiramientos. Preguntas al grano. Del tirón.

  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios