Pandilla tipo 'Héroes' o 'X-Men

Los segundos en la línea de sucesión tienen superpoderes

  • Los príncipes que no podrán acceder al trono tienen su consuelo en el 'club secreto' del nuevo telefilme de la plataforma Disney +

Los príncipes rebeldes convertidos en superhéroes Los príncipes rebeldes convertidos en superhéroes

Los príncipes rebeldes convertidos en superhéroes / Disney +

Con la frustración en que vivía Margarita de Inglaterra, hermana menor de Isabel II, la plataforma Disney + traslada al terreno de la fantasía y de los superhéroes la ingratitud en que viven los que tienen cerca el trono pero que nunca llegarán ser monarcas.

El telefilme se titula El club secreto  de los no herederos al trono reúne a unos jóvenes que no encajan en sus cortes pero que en un colegio de élite pueden intercambiarse sus secretos superpoderes que compensan su segundo lugar.

Peyton Elizabeth Lee es la joven actriz de 16 años que se pone en la piel de Sam, la infanta de un país imaginario, Illyria, que causa continuos problemas por su rebeldía. Detras de ese comportamiento inadecuado descubre  que tiene poderes sobrenaturales y que sólo tienen los segundos en las líneas de sucesión.

Tráiler de 'El club secreto de los no herederos'

La cualidad la descubre cuando es enviada a clases de verano en un internado y allí conoce a otros príncipes y princesas con los que forma una pandilla a lo Héroes o X-Men.

 Los compañeros de realeza como Sam que tienen que aguantarse con no reinar son  Roxana (a cargo de Olivia Deeble), que puede convertirse en mujer invisible; Tuma (Niles Fitch), con un poder de convicción capaz de seducir a quien haga falta;  January (Isabella Blake-Thomas), que a su vez puede adquirir los poderes de quien tiene a su lado; además de Matteo (Faly Rakotohavana), que es capaz de aliarse con los insectos.

Al final estos segundos estarán llamados a ayudar a Sam para salvar a su reino del maléfico Inmate 34 (Greg Bryk), un tipo que quiere derribar la  monarquía en Illyria.

Hay cierta complicidad  con segundos históricos como Margarita o más recientemente el príncipe Harry, y esa situación de  desánimo es la que ha vivido Carlos Felipe de Suecia.

Ahora con este club secreto les compensa en la ficción aspirar a los superpoderes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios