TV-Comunicación

Los últimos del Dividendo Digital

  • SES Astra insiste en que si la Administración no "cambia el chip" y sigue desconfiando del potencial de las nuevas tecnologías "hará un flaco favor al sector de la televisión en España" ante el recorte en la TDT

Se avecinan cambios en el panorama televisivo de España y se presentan tecnologías que pueden soportarlos sin que los presupuestos se vean muy afectados. "Otra cosa es que los que tienen en su mano utilizar estos avances confíen en ellos o, en cambio, vuelvan la mirada hacia otro sitio, como han venido haciendo hasta la fecha", tal como critica el Grupo SES Astra, que en España se encarga de buena parte del servicio de emisiones de Canall+ y que siempre ha defendido el satélite como medio económico para difundir la televisión. La empresa luxemburguesa es tajante al afirmar que "la TDT es un tapón para el desarrollo de la Alta Definición y el 3D en España" y que es "absurdo" que la Administración ignore los avances que se están haciendo, sobre todo por la situación económica tan crítica y con el dividendo digital, con la resintonización de la franja terrestre, en un horizonte no demasiado lejano, señala Luis Sahún, director general de SES Astra Ibérica.

El dividendo, con la liberación y reordenación del espectro radioeléctrico para dar cabida a la demanda creciente de los servicios de internet de movilidad es sinónimo de progreso y una de las claves para el avance de la Sociedad de la Información, que obliga a que el espacio que está llamado a ocupar la televisión sea cada vez más pequeño. Su implantación, que se prevé para el año 2015, por señal terrestre supondría costes muy elevados y una reducción de canales, como ha solicitado el Gobierno, "cuando existe la posibilidad de mirar hacia adelante valorando las opciones que ofrecen otras tecnologías como la televisión difundida por satélite, cable o ADSL, tendencias que ya están explotando la mayoría de países europeos mientras que la televisión española sigue anclada y está sentenciada a ver reducido su margen de crecimiento tanto en canales como en capacidad innovadora", atisba José Luis Gárate, director de Desarrollo de Negocio de SES Astra Ibérica. Gárage argumenta que el dividendo digital implicará que la TDT en España frene los avances digitales en contra de los intereses de los usuarios, que "cada vez son más conscientes de los avances audiovisuales y empiezan a demandar la Alta Definición y la tecnología 3D con mayor intensidad". Los canales privados se oponen a reducir la franja de la TDT, por lo que el Gobierno negocia que la reducción de canales se limite a la eliminación de espectro para HD, afectando sobre todo así a las públicas. "Estamos ante un futuro al que tendremos que renunciar si la Administración no cambia el chip", alerta Gárate. Los avances no se podrían aplicar con las limitaciones de espectro radioeléctrico de la TDT. Los nuevos formatos, por tanto, buscarán el satélite y la señal por internet.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios