Toros

'Cobradiezmos', que estás en la Maestranza...

  • Descubren un azulejo en la plaza de Sevilla que imortaliza al toro de Victorino

El Tte. de Hermano Mayor de la Maestranza, Javier Benjumea, el ganadero Victorino Martín y el diestro Manuel Escribano, delante del azulejo a 'Cobradiezmos'. El Tte. de Hermano Mayor de la Maestranza, Javier Benjumea, el ganadero Victorino Martín y el diestro Manuel Escribano, delante del azulejo a 'Cobradiezmos'.

El Tte. de Hermano Mayor de la Maestranza, Javier Benjumea, el ganadero Victorino Martín y el diestro Manuel Escribano, delante del azulejo a 'Cobradiezmos'. / josé ángel garcía

En un acto que se celebró ayer en la plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla se descubrió un azulejo en el Corral de Manifiesto del citado coso que conmemora el indulto de Cobradiezmos, el toro de Victorino Martín García que lidió Manuel Escribano en una grandiosa faena el 13 de abril de 2016.

Ese día, el cuarto toro de Victorino Martín, número 37, de pinta cárdena, de 562 kilos de peso y nacido en diciembre de 2011, pasó a los anales de la tauromaquia. Aquella máquina de embestir, que actualmente padrea felizmente en la finca Las Tiesas, fue inmortalizado ayer en un azulejo colocado en la Maestranza y que descubrieron su criador y el diestro que lo lidió en un sencillo y emotivo acto que presidió el Teniente de Hermano Mayor de la citada corporación, Javier Benjumea Llorente, marqués de Puebla de Cazalla, quien destacó el hecho histórico de un toro magnífico y un torero que supo torear a ese toro bravo en un día glorioso para la tauromaquia. En el acto estuvieron presentes también los hombres de la cuadrilla de Escribano y el presidente de aquel festejo, José Luque Teruel, quien sacó el pañuelo naranja para el indulto, y sus asesores Alfonso Herruzo y Luis Arenas.

Victorino Martín agradeció tanto a Javier Benjumea como al resto de maestrantes y autoridades esta inmortalización y a Escribano la generosidad que tuvo en la lidia con su toro. El ganadero destacó el vínculo especial que mantiene su familia con Sevilla y mostró su orgullo por la tauromaquia.

Por su parte, Escribano, quien estuvo acompañado de los hombres de su cuadrilla, destacó el orgullo que supone estar entre los privilegiados y que con aquella faena histórica y el indulto "la realidad superó a los sueños".

El azulejo está situado en la pared derecha de la balconada del patio de corrales y tiene las mismas proporciones que los que se colocaron años atrás dedicados al novillo Laborioso, de Marqués de Albaserrada -en 1965-, y al toro Arrojado, de Núñez del Cuvillo -en 2011-, también indultados en la plaza de Sevilla. En el azulejo, que encabeza el hierro y cierra la divisa de Victorino Martín, se describen las carecterísticas morfológicas y el juego que ofreció Cobradiezmos, su ascendencia -hijo de la vaca Cobradiezmas y el toro Jaquetón-, el torero que lo lidió "magistralmente", Manuel Escribano, "estando su cuadrilla compuesta por José Manuel Ruiz Chicharito, picador de turno, José Manuel Quinta, Juan Sierra, Antonio Manuel Punta y Jaime Padilla.

Tras el acto oficial, los presentes rememoraron, una vez más, aquellos momentos cumbre gracias a un toro, Cobradiezmos, cuyo nombre ha quedado inmortalizado en la Maestranza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios