Toros

Morante y Jaime Padilla recogen los XXXVII trofeos Doctores Vila

  • El diestro, por el quite artístico, y el banderillero por otro al riesgo de la Feria de Abril 2016

Ramón Vila, Jaime Padilla, Morante de la Puebla y Octavio Mulet tras la entrega de los trofeos. Ramón Vila, Jaime Padilla, Morante de la Puebla y Octavio Mulet tras la entrega de los trofeos.

Ramón Vila, Jaime Padilla, Morante de la Puebla y Octavio Mulet tras la entrega de los trofeos. / josé ángel García

El matador de toros José Antonio Morante de la Puebla y el banderillero Jaime Padilla recogieron ayer los prestigiosos premios Doctores Vila, en su XXXVII edición, que otorga anualmente el equipo médico de la Real Maestranza, en un acto celebrado a la vera del Guadalquivir, en el restaurante Río Grande de Sevilla.

La entrega de los trofeos estuvo dirigida por los galenos Ramón Vila y Octavio Mulet, quienes elogiaron a los dos protagonistas por esos dos quites que fueron rememorados por los asistentes, con sendas ovaciones, cuando fueron proyectados en video. En el caso de Morante, un quite precioso por cordobinas, abrochado con una media verónica espléndida y que el torero sevillano realizó al tercer toro de la ganadería de Victoriano del Río el 8 de abril de 2016. El galardón se lo entregó el Fiscal de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Santiago de León y Domecq.

Por su parte, Jaime Padilla fue premiado por un quite a su compañero Marco Galán, al que libró de una cogida gracias a su buena colocación y reflejos para meter el capote salvador en una tarde en la que también evitó otro percance. El premio se lo entregó el doctor Octavio Mulet.

Morante de la Puebla dio las gracias al "equipo médico", exaltando el quite de Jaime Padilla, que libró a otro compañero de un inminente percance, lo que emocionó al banderillero jerezano. Por su parte, Padilla recordó que esa atención y entrega en el ruedo, presto a ayudar al compañero, es un legado de su padre que recibieron su hermano Juan José -matador de toros- y él y sentenció: "Es lo que tengo que hacer".

Mulet manifestó el "profundo cariño" de todos hacia Morante por "ese toreo soñado" que plasma el de La Puebla "de una manera especial en nuestra plaza de Sevilla" y Vila alabó su toreo y su actitud ante la vida y llegó a cerrar sus elogios con un "¡Ole tu arte, maestro, y viva la madre que te parió!".

El equipo médico rindió en este acto un merecido homenaje a uno de su miembros, que ha desaparecido recientemente, el escultor Nicomedes Díaz Piquero (El Tiemblo, Avila. 1936), un artista que además de maravillosas obras que se han ido concediendo anualmente a toreros premiados por los doctores, ha realizado otras en Sevilla, como el Don Juan, ubicado en la Plaza de Refinadores, en pleno barrio de Santa Cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios