DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Toros

Romero sale a hombros con Hermoso en Ejea

  • Andrés Romero saborea en Ejea de los Caballeros otra Puerta Grande Mendoza corta las dos orejas del cuarto y una Andy Cartagena al quinto Se lidiaron toros de Santa María y de Passanha

LLEGABA Andrés Romero a tierras mañas tras ese triunfo del pasado sábado en Rociana. Festejo importante para el onubense, este de Ejea, por la plaza y por un cartel que deparaba compañeros relevantes como son Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena.

Al final el onubense se marchó a hombros junto al navarrico, tras dejar en la tarde la sensación de que Andrés ha encontrado ese camino con los aceros de muerte que apuntalan lo que durante los otros tercios venía sucediendo, que no era otra cosa que una madurez torera en la que caballos como Guajiro o Kabul dan siempre una espectacular medida de lo que son: grandes caballos toreros.

Ayer en Ejea esa buena conjunción volvió a funcionar y si ante el primer toro, del hierro de Santa María, fue Cheke quien galvanizó la faena para enganchar al tendido, frente al de Passanha serían Perseo y Guajiro los que lograran reunir sensaciones de buen rejoneo, que después Chamán ayudó a redondear con un acertado tercio final.

Con media entrada, se lidiaron tres toros de Santa María y otros tres de Passanha.

Pablo Hermoso de Mendoza: ovación y dos orejas. Andy Cartagena: ovación y oreja. Andrés Romero: oreja con petición de la segunda en ambos toros.

Al final del festejo, Romero hacía balance de su actuación argumentando que "después del mal trago de ese serio percance que tuve en Calanda y que significó el final de mi temporada, el de hoy es un triunfo que deja claro que mi temporada está en ese punto que me deja disfrutar y triunfar. Mi primero ha sido un toro que tiraba a mansito y he procurado en todo momento no dejarlo ir, que la lidia tuviese continuidad y eso me lo han dado tanto Cheke como Kabul, que han estado a gran altura en todo lo que les he exigido. Mi segundo toro, en cambio, ha sido un animal muy parado, con el que costaba emocionar, pero haciéndole las cosas despacio y llegándole muy cerca se ha conseguido meter al público en la faena gracias a que Guajiro y Perseo han estado importantes. Me voy con muy buen sabor de boca porque estar con dos compañeros tan toreados como son Pablo y Andy siempre aprieta la tarde".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios