Verano

Una boda y ningún funeral

  • El concierto de Julio Iglesias Jr. y Carlos Baute concentró en el estadio Bahía Sur a más de 3.000 personas que fueron testigos de un particular 'enlace matrimonial' entre el venezolano y una joven del público

Pocas son las novias que pueden presumir de haberse casado ante unas tres mil personas en un campo de fútbol, y mucho menos con Carlos Baute mientras te canta una canción romántica al oído. Sólo una joven isleña reúne esos requisitos. El concierto contó con más de tres mil personas gracias a la campaña de radio y prensa que se lanzó apenas un día antes del espectáculo para anunciar su gratuidad al coincidir con la cita playera de Amaral.

El sector femenino, clara mayoría en el estadio, observaba con celos y envidia -quién sabe si sana o de la otra- a la afortunada. Sin duda, más de una se hubiera cambiado por la chica.

La velada comenzó con cierto retraso, pues hasta las once de la noche Julio Iglesias Jr. no apareció en el escenario. El hijo del clan de los Iglesias se atrevió a interpretar temas de artistas tan reconocidos como George Michael, Robbie Williams y Cindy Lauper. En el caso de esta última, Julio versionó su famoso Time after time, aunque adaptándolo al castellano y convirtiéndolo en Por la mitad, canción que le da nombre a su último disco.

Tras más de media hora de espera entre el cambio de artistas, las seguidoras, alguna de ellas con signos evidentes de histeria ante la tardanza de Baute, comenzaron a entonar el mítico que empiece ya, que el público se va.

Pasada la medianoche, el venezolano apareció en el escenario de blanco impoluto junto con sus bailarines y a partir de ahí, el concierto se tornó en un griterío constante y alabanzas a su curtido cuerpo. Con canciones de sus discos anteriores como Te regalo, Chiki Chiki -sin Rodolfo Chikilicuatre- y Devorándote, hizo que el público bailara al son latino hasta bien entrada la madrugada y festejara sus incesantes movimientos pélvicos. Además, Baute presentó canciones de su nuevo disco De mi puño y letra, como Me quiero casar contigo y Tú no sabes qué tanto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios