Salón Internacional de la Moda Flamenca

Flamenca ecléctica en el primer día de Simof

  • El Salón Internacional de la Moda Flamenca inaugura la pasarela con desfiles de Lina 1960, Pilar Vera y Aurora Gaviño, entre otros

Primera jornada de desfiles en Simof 2019

Comentarios 0

El nuevo Auditorio de Fibes acogió este jueves la inauguración del Salón Internacional de la Moda Flamenca, que este año esta de celebración. Escaparate a nivel mundial de la moda flamenca, Simof cumple este año su 25 aniversario y la mejor forma de homenajear tal efeméride es continuar siendo uno de los referentes de la moda flamenca con gran variedad de desfiles que, en la jornada de ayer estuvieron encabezados por la firma Lina 1960.

Con un claro mensaje de empoderamiento femenino en todas las colecciones, la primera jornada estuvo marcada por el eclecticismo. Una prueba más de que en materia de moda flamenca nunca está todo dicho.

Un punto de inflexión con Lina 1960

Encargada de inaugurar los desfiles desde hace varias ediciones, la firma Lina 1960 presentó Fuera de Contexto, una colección que supone un punto de inflexión en las tendencias flamencas a las que acostumbra la firma. Inspirada por mujeres transgresoras de los años 50, la colección apuesta por una flamenca sensual y sofisticada que luce amplios escotes en la espalda y realza su figura con cuellos a la caja.

De cortes muy femeninos, los diseños juegan con la mezcla de tejidos, patrones, lunares, muy setenteros, y estampados, en su mayoría florales, con los que crean distintas texturas y sensaciones de volumen y movimiento. Volantes de capa, una tendencia que cada vez cobra mayor peso, se mezclan con tejidos en organdí, en diferente color al del vestido, en las enaguas para crear un efecto voluptuoso.

'Fuera de contexto', de Lina 1960 'Fuera de contexto', de Lina 1960

'Fuera de contexto', de Lina 1960 / Juan Carlos Muñoz

También hay hueco para la neja, los volantes en cascada e incluso los hombros al aire. En cuanto a los tejidos -frescos y vaporosos-, Lina 1960 apuesta por el raso, el mikado, el popelín de algodón, el crespón o el satén, que se aprecian en trajes lisos, con lunares, estampados y hasta cachemir. Incluso se atreve con el perforado. Todo en tonos verdes,azulinas, malva fucsia. La combinación se convierte en la tónica dominante de Fuera de Contexto.

Empoderamiento femenino con Aurora Gaviño

Rompedora y con un sello muy particular, Aurora Gaviño, con puesta en escena muy llamativa que fusionaba trap y flamenco, fue la encargada de continuar con los desfiles. Gaviño presentó Salvaje, una colección que busca empoderar a la mujer a través de la moda, algo que dejó claro desde que la primera modelo pisó la pasarela. Ataviadas con mantoncillos en sus faldas, las modelos portaban en ellos mensajes de empoderamiento femenino. Sororidad, Ni una menos o Eres libre se podía leer en purpurina en los mantoncillos que, reivindicativas, mostraban las modelos.

Aurora Gaviño saluda después del desfile. Aurora Gaviño saluda después del desfile.

Aurora Gaviño saluda después del desfile. / Juan Carlos Muñoz

Con unos diseños muy particulares, que tienen el sello Gaviño, la colección fusiona tradición e innovación sin perder la esencia, ni la flamenca ni la de la diseñadora. Una flamenca ecléctica es la que presenta Aurora Gaviño, con variedad de talles, cortes y formas, sin necesidad de encasillar a la flamenca en único estilo. Selvática, la flamenca de Aurora Gaviño luce tonos albero, tierra, malva, verde y morado, que juegan y se entremezclan en telas lisas o con lunares de distintos tamaños. No faltan el rojo, el negro y el blanco, tres básicos de la moda flamenca.

Destacan en los diseños los tules bordados en colores, la caída y el vuelo de los volantes y la recuperación de elementos como los pasacintas y los madroños. No faltan los complementos de Ágata Ruiz de la Prada, que combinaban de forma originales con espectaculares mantones de la colección personal de mantones de manila de Jorge Cadaval.

'Salvaje', de Aurora Gaviño. 'Salvaje', de Aurora Gaviño.

'Salvaje', de Aurora Gaviño. / Juan Carlos Muñoz

Voluptuosidad 'made in' Alejandro Santizo

Volumen. Mucho volumen. Esa es la apuesta que Alejandro Santizo hizo con Retales de mi vida. Entallados y en tonos lisos, los diseños de Santizo son muy femeninos y sensuales, enfatizando todo el peso en las faldas, que se convierten en todo un revuelo de volantes cargados de voluptuosidad con unas enaguas en organdí.

Una bata de cola propuesta por Alejandro Santizo en 'Retales de mi vida'. Una bata de cola propuesta por Alejandro Santizo en 'Retales de mi vida'.

Una bata de cola propuesta por Alejandro Santizo en 'Retales de mi vida'. / Juan Carlos Muñoz

Rosas empolvados, verde agua, blanco, amarillo,fucsia y rojo son los tonos elegidos por el diseñador, que marca los amplios escotes a la espalda en sus diseños, donde los volantes de distintos tamaños se entremezclan también. Reminiscencias flamencas de otra época flamenca se aprecian en Retales de mi vida, una colección con un sello muy personal.

La bata de cola, el sello de Luis Fernández

Luis Fernández quiso dar con Flamencool su vision futurista del Corral de la Pacheca, con una bata de cola blanca muy volptuosa para abrir el desfile (que luego cerró con una bata de cola negra con transparencias e incrustaciones).

Sin dejar a un lado la esencia, el diseñador apuesta por la moda actual adaptada a las tendencias flamencas. Las hechuras se vuelven versátiles, la tónica dominante en materia flamenca en los últimos años, y los escotes se muestran amplios y en forma de corazón. Cargados de volumen -también en las mangas-, en los diseños se entremezclan los volantes asimétricos, que se enfatizan más con la forma de las mangas, algunas desde la sisa.

'Flamencool', de Luis Fernández. 'Flamencool', de Luis Fernández.

'Flamencool', de Luis Fernández. / Juan Carlos Muñoz

Rectas, con volantes y tirantas, así son las mangas de la flamenca de Luis Fernández, un diseñador que también arriesga con los tejidos. Del popelín y el mikado de seda, pasa al algodón perforado y al látex, que se ajustan al cuerpo de la mujer. Tonos negros, blancos, naranjas, fucsia y verde se dejan ver en sus diseños, en los que de aprecia (en algunos) incrustaciones y pasacintas.

Flamenca versátil en Pilar Vera

Después de celebrar cuatro décadas de profesión el pasado año, Pilar Vera llevó a la pasarela toda una declaración de intenciones. Inspirada por la poesía de Manuel Machado, la diseñadora presentó en ... Y Sevilla una colección versátil en la que la comodidad de la mujer es la clave.

Propuestas frescas, que convierten a la flamenca a un ser etéreo y elegante, son el sello de esta colección. Talles muy altos, llegando a la cintura, con pequeños volantes, vintage en las formas y más caída que volumen se aprecia en ... Y Sevilla. Una flamenca que a veces parece rociera luce vestidos en los que los estampados se mezclan entre sí.

'... Y Sevilla', de Pilar Vera. '... Y Sevilla', de Pilar Vera.

'... Y Sevilla', de Pilar Vera. / Juan Carlos Muñoz

Lunares y flores y hasta el perfil de Lola Flores se dibujan en las faldas de unas flamencas con mucho movimiento. En cuanto a las mangas, Vera juega a la deconstrucción, a cubrir y descubrir hombros, a la manga que acaba en el codo e incluso al abullonado. Los escotes se redondean y llegan a la caja, pero también hay espacio para la amplia v.

En cuanto los colores, mucha variedad, al igual que en los diseños. Negros que se combinan con amarillos o verdes, magenta,rojos, verdes, fucsia y rojo sangre, algunos con el lunar en negro. Los tejidos escogidos son la batista, el neopreno y la seda natural, entre otros. Este último, presente en unos diseños monocromáticos y realmente vaporosos.

Ligereza y talle alto en Consolación Ayala

Formas ligeras en Consolación Ayala, que llevó a la pasarela su colección Malvasía, inspirada en el vino y la uva. De ahí que las tonalidades escogidas por la diseñadora sean el malva, el verde, el morado, el rojo e incluso el negro.

Trajes elegantes con toques originales se aprecian en los diseños de Ayala, que apuesta por la ligereza de los vestidos y los talles altos. Tajes de neja, volantes desde el hombro y amplitud en las enaguas se aprecian en Malvasía. En cuanto a los tejidos, la diseñadora apuesta por el algodón, la batista y el lino -con los que logra esa ligereza y vaporosidad deseada- y por los elásticos y los tules con lentejuelas.

Repaso a la trayectoria de Pedro Béjar

Encargado de cerrar la sesión, Pedro Béjar presentó su colección A. Con un titulo peculiar, la colección se inspira en la Resurrección, una de las fiestas más populares de la primavera de su pueblo, Hinojos (Huelva). En sus diseños se aleja de la estética cofrade para basar la colección en el tránsito de la noche a la mañana, del negro, a los colores vivos de la mañana. El negro, el rosa (en toda su gama cromática) y el rojo son los protagonistas de la pasarela. Diseños con grandes escotes, brazos descubiertos y volantes de capa destacan en A.

Para terminar, el diseñador quiso rendir homenajear a la primera pasarela de moda flamenca por su aniversario con un repaso por su paso por Simof versionando cinco trajes de diferentes colecciones en rojo y blanco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios