Xerez CD

Chicha da la cara con Higuera mudo

  • Ricardo García tampoco acude al encuentro en Sevilla y el jerezano se reúne hoy con él para tratar su futuro

 Para el Xerez perder se ha convertido en hábito y lo malo no es caer, lo malo es la forma de hacerlo y de encajar las derrotas. Ayer, Paco Higuera no supo encajar la abultada derrota frente al filial verdiblanco. Un profesional con tantos años de fútbol a su espalda y con su experiencia no puede ni debe caer en el error que él cayó ayer. Hay que estar siempre a las duras y a las maduras. Mourinho sólo hay uno y él todavía no tiene su palmarés...

El técnico tenía mil razones para estar enfadado tras el encuentro con el colegiado, con sus jugadores, con él mismo y con el mundo pero dejar plantada  a su afición no es de recibido. Pocos o muchos, los seguidores xerecistas merecen un respeto.

Pero no fue el único que no dio la cara, por segundo encuentro consecutivo, Ricardo García no presenció el partido por problemas familiares pero sí tuvo que buscar sobre la marcha dinero para pagar al colegiado. 

Chicha, director deportivo del Xerez, fue el único que dio la cara en la Ciudad Deportiva Luis del Sol. Acudió a presenciar el partido y, a pesar de sus pocas ganas de hablar por la abultada derrota, quiso justificar la injustificable decisión de Higuera de no hablar. “Le hemos dicho que acudiera a la sala de prensa y entiendo que Paco no quiera hablar, está muy enfadado con el árbitro y hay que respetarlo. Trabajas toda la semana para preparar el partido lo mejor posible y luego te encuentras con esto en la primera parte es para estar mosqueado porque no es la primera vez. Llevamos bastantes partidos sin acabar con once y en un equipo tan limitado como el que tenemos ahora se nota el doble. Él entiende que es mejor no hablar para no decir barbaridades de los árbitros y hay que respetarlo. Yo respeto su decisión y no puedo hacer nada”.

Sobre el partido, resaltó que “la primera parte ha estado muy bien y el árbitro se la ha cargado. No puede expulsar a Nico a los veinte minutos a un chaval que se cae conduciendo el balón. Esa jugada ha condicionado el encuentro. De haber seguido once contra once, igual el resultado hubiese sido otro. Te expulsan a un futbolista, te empatan en fuera de juego y en la segunda parte todo estaba sentenciada”.

En cuanto a las opciones de permanencia, resalta que “cada jornada que pasa está todo más complicado. Esperemos que el equipo mejore con los futbolistas que vamos a incorporar. Con lo que tenemos, que son los que han jugado, estamos muy limitados. Lo que nos está pasando esta temporada es una cosa de locos, ya hemos utilizado a más de cincuenta jugadores, vamos camino de un récord. Todo es muy triste”.

Su futuro no lo quiso desvelar pero su mensaje es claro, tiene las horas contadas en el Xerez. “He intentado hacer mi trabajo hasta el cierre del mercado lo mejor posible, mañana -hoy para el lector-, tengo una reunión con Ricardo y después tomaré una decisión. Yo quería estar hasta el último momento, he hecho lo que he podido sin dinero, nadie quería venir, y a partir de ahora no sé qué va a pasar, mañana o pasado ya podré confirmar si sigo o no sigo”.

Se confiesa xerecista y a él sí que le merece la pena tanto sufrimiento: “A mí me merece la pena trabajar y luchar por el Xerez, que es mi equipo, siempre, de eso no tengo la menor duda. No obstante, otra cosa son las circunstancias por las que estamos pasando. Lo que he hecho por el Xerez lo he hecho y lo volvería a hacer mil veces, es mi equipo y me duele. Me está costando más disgustos que alegrías, que no nos llevamos una desde hace muchos meses,  pero no me importa”.

Kico Joya, uno de los empresarios baleares que puede aterrizar en el club, ha comentado públicamente que cuenta con él. El jerezano no tiene noticias “de nada. Me tengo que reunir con Ricardo, que es el presidente, y no sé nada más. Después de ese encuentro decidiremos. Lo que sí es evidente que es difícil”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios