Xerez CD

"Está de Dios que vuelva a Jerez algún día"

  • Gorosito agradece el gesto del Xerez y explica cómo se recupera del accidente

"En accidentes como el mío, según los médicos, el 98% de las personas o mueren o se quedan tetrapléjicos. Por suerte, yo estoy en el otro 2% y está de Dios que vuelva a Jerez". En su voz, rota por el cansancio, se nota que ha salido de un infierno en forma de pesadilla, pero vive para contarlo y detalles como el que tuvo el Xerez el sábado le insuflan salud en vena.

Desde ayer está en su domicilio recuperándose de un accidente que le hizo dar ocho vueltas de campana. Ha sufrido la rotura de dos vértebras, fisura de coxis, y por el fuerte golpe tiene afectados el riñón, el pulmón y el hígado, pero la evolución es positiva y en dos meses puede empezar a caminar de nuevo. "Ha sido muy duro y lo he pasado muy mal, pero por suerte no me quedarán secuelas", destacaba ayer a este periódico.

Y se emocionaba al hablar de lo que ha supuesto para él ver a los jugadores azulinos con la pancarta en la que se decía "ánimo, Pipo". "Cuando mi hija me trajo la computadora a la cama y vi la foto fue algo muy bonito. Tengo que expresar un agradecimiento infinito a toda la gente de Jerez que se ha acordado de mí estos días. Es muy grande que Emilio (Viqueira) llamara a Diego Dabove sólo cuatro horas después del accidente para preguntar por mí. Todo esto me impulsa a tener un gran deseo de volver algún día a Jerez y devolver todo esto que me están dando. Por encima de los resultados, que es lo más importante en nuestra profesión, está el trato humano que das y que recibes en cada club y soy muy feliz por ver cómo me están tratando. Han sido muchos los compañeros y jugadores que han venido a verme estos días al hospital y eso no tiene precio".

Durante algo más de un mes estará durmiendo en una cama especial, hoy empieza un trabajo de rehabilitación en su casa y tendrá que acudir cada 15 días al hospital para ver cómo van cicatrizando las heridas. Todo ello le ha hecho renunciar a su cargo de entrenador en Argentinos Juniors. "Yo tenía contrato hasta octubre y podría haber seguido cobrando porque ha sido un accidente, pero no habría sido justo ni consecuente con la educación que me dieron mis padres. Cuando ya esté recuperado del todo volveré a trabajar si me dan la ocasión de hacerlo".

Entre calmantes y el cariño de sus allegados pasa el trago de un acontecimiento que nunca podrá olvidar, aunque ya su mente está puesta en volver a ser el de siempre. "Hay que tener paciencia. Lo primero es andar y luego ponerme bien. Ojalá con el tiempo pueda ir a Jerez y devolver toda esa energía que me han dado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios