Xerez CD

"Gran parte de culpa de nuestro éxito es del míster"

Comentarios 6

Carlos Calvo casi nunca aparece en las alineaciones iniciales del Xerez pero cuenta con toda la confianza de Esteban Vigo, ya que suele apostar por él en todos los partidos y en más de una oportunidad su aportación ha sido decisiva para resolver los encuentros. El mediapunta madrileño cumple su segunda temporada en el equipo y aspira a jugar más encuentros como titular que el año pasado, aunque sabe perfectamente que tanto Pedro Ríos como Momo se encuentran en un estado de forma impresionante y no lo tiene nada fácil.

La lesión de Pedro Ríos hace dos semanas le abrió las puertas de la titularidad en Anoeta primero y ante Las Palmas el pasado sábado y la oportunidad que le ha dado Esteban Vigo la ha sabido aprovechar al máximo, tanto que ayer se convirtió en el gran protagonista del triunfo de su equipo con su gol.

El centrocampista acabó con la bestia negra de los azulinos y ayer se encontraba en Madrid feliz, disfrutando del momento y de una celebración familiar muy especial, "el cumpleaños de mi abuela. Cumple 86 años, está fenomenal y, como el míster nos ha dado dos días libres, he querido venirme para estar con ella, con mi familia y con mi novia también", apunta.

-Su gol sirvió para acabar con la racha de Las Palmas, para darle el triunfo a su equipo y para seguir en la parte alta de la clasificación, más no se puede pedir.

-La verdad es que no. Todos estamos muy contentos por el triunfo, porque seguimos demostrando que en casa estamos muy fuertes. Los rivales vienen aquí con mucho respeto, y por estar arriba, que es importante. A nivel personal, me siento satisfecho con mi trabajo, necesitaba un gol así para ir ganando confianza.

-Lleva dos encuentros seguidos como titular y ha marcado un tanto. Esteban lo tendrán difícil para elegir en La Romareda.

-Todos los futbolistas necesitamos continuidad para demostrar que podemos aportar cosas al equipo, eso es vital. A todos nos gusta jugar el mayor número de minutos posibles y los necesitamos para ofrecer el mayor nivel, pero el míster siempre opta por lo que cree necesario para el equipo y hay que respetarle. Me ha dado estas dos oportunidades y he intentado hacerlo lo posible. Uno siempre sueña con ganar un partido marcando el gol del triunfo y no siempre se cumple. Ahora lo único que debo hace es seguir trabajando para que el míster siga confiando en mí. Mi reto personal es mejorar los números del año pasado.

-Las cosas han cambiado en el Xerez de forma radical de la pasada temporada a la actual.

-Soy una persona extrovertida, que siempre se está riendo y que en el campo suelo hablar mucho. El año pasado estaba tan mal que me costaba reírme. Creo que con eso explico bien lo que pasaba. Ahora, salimos al campo y nos divertimos.

-¿Se imaginaba estar en la parte alta de la tabla a estas alturas de temporada?

-No, pero ahora no podemos pensar en nada de eso. Hay que tener los pies en el suelo e ir partido a partido, hay que ir de tres en tres puntos y una vez que logremos los cincuenta, ya habrá tiempo para soñar con cotas mayores, aunque eso de soñar realmente no es así. El equipo está demostrando que es capaz de plantarle cara a cualquiera, está trabajando duro, es competitivo, defensivamente estamos fuertes, llevamos tres jornadas con la portería a cero y ya se verá de lo que somos capaces.

-La mayor parte de sus compañeros colocan la clave del éxito del equipo en el bloque, ¿usted qué piensa de eso?

-Está claro que la base es la misma, nos conocemos bien y muchas cosas la hacemos de memoria, todo eso es importante pero gran parte de este éxito es del míster. Cuando Esteban llegó en el mes de febrero estábamos desahuciados, nadie daba un euro por nosotros y nos salvamos. Eso fue un milagro y se lo debemos a él. Logró unir a la plantilla, hacer un bloque fuerte e involucrarnos a todos por igual. Este año ha seguido con la misma línea de trabajo y han llegado nuevos compañeros para reforzar y mejorar algunas líneas en las que estábamos más cojos, y ahí está la prueba de la defensa. Ahí estamos todos, metidos en el tajo, entre los primeros clasificados, y con ganas de hacer cosas importantes en la categoría.

-Y el próximo sábado, el Zaragoza en La Romareda, un escenario de Primera.

-La presión es de ellos, nosotros tenemos mucho que ganar y muy poco que perder, iremos a disfrutar del partido pero también a ponérselo muy complicado. Va a ser como jugar un partido de Primera porque vamos a jugar en un campo impresionante y ante el mejor equipo de la categoría de largo, seguro que al final hasta le sobran jornadas para celebrar el ascenso. Será un partido bonito y ellos parten como favoritos pero yo no descarto la sorpresa y volver con los tres puntos, no sería la primera vez que somos capaces de darle un susto a un grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios